Vuelve fantasma del racionamiento al Valle

Vuelve fantasma del racionamiento al Valle

Habitantes de La Unión y Ansermanuevo padecen cortes en el servicio de agua.

14 de diciembre 2015 , 07:30 p.m.

Un llamado al ahorro y al uso racional del agua hizo Acuavalle a más de 700 mil habitantes de 33 municipios, donde esta empresa opera los acueductos.
Tras el periodo de lluvias que se vivió por unos días en la región y la continuidad del Fenómeno del ‘Niño’, que se intensificará durante este mes y se prolongará hasta marzo del próximo año, el gerente de Acuavalle, Humberto Swann insistió a la comunidad en la necesidad del ahorro de agua potable en esta temporada donde las fiestas de fin año aumentan el consumo del preciado líquido.
Hace dos meses, 21 municipios enfrentaron serias dificultades por la escasez y fue necesario aplicar racionamientos, por esa razón el directivo les pidió a las autoridades locales tomar medidas. Ya fue necesario retomar la medida en dos localidades del norte del departamento.
Hay inquietud por los municipios que se surten del sistema Sarabrut que se encuentra en un 26 por ciento de su capacidad.
En La Unión se definió el racionamiento entre las 11:00 a.m. y las 9:00 p.m., y de 11:00 p.m. hasta las 4:00 a.m.
La medida fue adoptada debido a que se agotaron los 20 litros por segundo de agua cruda que aportaban las quebradas La Aguada y Rincón a la planta de potabilización.
En este municipio son 7.000 los usuarios afectados. “Nos hemos visto obligados a retomar el racionamiento de agua potable, pues en esas horas lo que hacemos es almacenar el agua que nuestros usuarios mínimamente requieren para sus labores cotidianas”, explicó el coordinador de mantenimiento del Agua No. 4 de Acuavalle, Jesús Granada Romero.
Precisó que el retorno del intenso verano, sumado a la población flotante que ha llegado para vacaciones y las fiestas de fin de año, incrementó el consumo de agua potable.
Actualmente, los habitantes de La Unión son abastecidos durante nueve horas diarias con 54 litros de agua por segundo aportados por el sistema Sarabrut, cuyo volumen de reserva continúa siendo bajo a pesar de las lluvias de octubre y noviembre.
La medida también se retomó en Ansermanuevo, especialmente en los corregimientos de Anacaro y Gramalote.
En esta localidad, Acuavalle encontró que al déficit de agua se suma el alto consumo que hacen los usuarios, que pasaron a 36 litros por segundo. Esta situación ha llevado a que los tanques de almacenamiento disminuyan las reservas antes de lo previsto.
Las quebradas Toro y San Agustín, ésta última pasó de proveer 16 a 6 litros por segundo en las dos últimas semanas, lo que contribuyó a que Acuavalle tomara la medida.
“La quebrada Toro nos está aportando 26 litros por segundo, y esta misma ya no tiene sobrantes en la bocatoma, lo cual nos indica que la tendencia del caudal es a la baja”, manifestó el subgerente operativo de Acuavalle, Alexander Sánchez.
Para los dos corregimientos y parte de la cabecera se programó racionamiento de lunes a domingo, entre las 6:00 p.m. a las 6:00 a.m.
“El descenso de los caudales es abrupto. Sino hay uso racional debemos volver al racionamiento en otros municipios”, dijo Swann.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.