La variante de Tocancipá acaba con caos en tránsito

La variante de Tocancipá acaba con caos en tránsito

El proyecto costó 59.160 millones de pesos y ha renovado el flujo de tránsito en esta zona.

notitle
13 de diciembre 2015 , 08:49 p.m.

Los 32.000 habitantes de Tocancipá (Cundinamarca) se creían condenados a padecer los trancones del tráfico, que hacía más de 10 años se formaban cada fin de semana en la carretera principal, que conduce de Bogotá hacia Tunja (Boyacá) y era la única vía para acceder al casco urbano del citado municipio.

El caos se originaba por el paso del transporte pesado y los viajeros al finalizar los puentes festivos.

Pero esos sufrimientos terminaron el pasado 8 de diciembre, cuando el presidente, Juan Manuel Santos, y el vicepresidente, Germán Vargas Lleras, dieron al servicio la variante de Tocancipá, que tiene 5 kilómetros de doble calzada de 10 metros de ancho en ambos sentidos y desembotella a este municipio.

“Sin esa variante era imposible el ingreso de los habitantes a Tocancipá, sobre todo cuando había planes de retorno en puentes festivos. Se formaba un embudo imposible de pasar. Eso se acabó con la nueva obra, que agilizó el tránsito y también devolvió la seguridad al municipio”, dijo el secretario de Gobierno de Tocancipá, Erick Galeano.

La construcción de la variante era un proyecto vial reclamado por la comunidad de Tocancipá y fue diseñada hacia el 2000, como una vía de doble calzada.

Pero en la etapa de construcción surgió un pleito entre la sociedad CSS Constructores S.A, que hacía la vía y la Nación. Los terrenos de las obras fueron abandonados y la población veía en ellos un foco de inseguridad. Finalmente, el 16 de julio del 2015, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca aprobó una conciliación judicial entre la firma demandante y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que fue obligada a pagarle a CSS 41.953 millones de pesos por 4.315 metros de vía construidos.

Las obras se reanudaron en agosto del 2010, y los 5 km de doble calzada terminaron de hacerse el pasado noviembre. Este proyecto costó 59.160 millones de pesos.

“Se requirieron 14 años para sacar adelante esta variante, que hace parte de la doble calzada Bogotá-Tunja y por la que transitan 10 millones de vehículos al año. Este es un corredor estratégico por el cual se movilizan turistas, trabajadores y productos desde y hacia la capital”, dijo Vargas Lleras al inaugurar la vía.

Por esta variante se mueven turistas camino a Boyacá y, también, centenares de trabajadores que se movilizan a diario hacia una de las 200 industrias que funcionan en la zona franca de Tocancipá.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.