Argentina no pedirá salida de Venezuela del bloque Mercosur

Argentina no pedirá salida de Venezuela del bloque Mercosur

La canciller argentina, Susana Malcorra, se refirió al papel de su gobierno dentro de la región.

notitle
13 de diciembre 2015 , 07:40 p.m.

La llegada de Mauricio Macri a la presidencia de Argentina marca un giro de 180 grados en la política local de ese país y, por supuesto, en la forma de manejar las relaciones exteriores, y la muestra de ello fue el anuncio de pedir la salida de Venezuela de Mercosur. Sin embargo, tras las elecciones legislativas en las que salió derrotado el chavismo, la Casa Rosada cambió de opinión.

EL TIEMPO habló con la jefa de la diplomacia argentina, Susana Malcorra, quien estuvo este fin de semana en Cartagena en la cumbre de cancilleres iberoamericanos. Explicó que Nicolás Maduro aceptó los resultados, por lo que ahora se debe pensar es en fortalecer al integración de la región. Incluso, no descarta una cita ente Macri y su par venezolano.

Malcorra afirmó, además, que durante la reunión entre el nuevo presidente argentino y su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff, se reabrió el debate sobre la viabilidad de tener una sola moneda para los países de Mercosur, con el fin de fortalecer este mecanismo de cooperación. "Tenemos que pensar en eso", pecisó.

Sobre el proceso de paz colombiano, la Argentina, a través de su Canciller, reiteró su respaldo y ofreció sus buenos oficios para colaborar -de ser necesario- en la fase de dejación de armas.

¿Cómo fue el encuentro entre los presidentes Macri y Rousseff?
La definiría como una reunión de trabajo, lo cual es bastante insólito porque para en aquél momento el presidente electo (Macri) todavía no estaba en funciones. Normalmente estas cosas son más procolarias, pero no hubo más allá de los protocolos normales de la introducción, ya que después hablamos de cosas muy concretas.

¿Qué temas abordaron?
Hablamos muchísimo del Mercosur, de la vinculación entre Argentina y Brasil y las cosas que teníamos que resolver para destrabar algunas cuestiones complejas; la integración de la cadena de valor en el Mercosur en general, y en los dos países en particular. También de la integración de Mercosur y la Unión Europea, y de la integración usando otros vehículos y con el Pacifico.

¿Argentina y Brasil quieren fortalecer Mercosur?
En lo que convinimos es que, definitivmanete, un Mercosur funcionando bien, siendo eficiente y efectivo, nos posiciona mucho mejor para cualquier posición y cualquier frente. El presidente Macri fue muy enfático en ese momento, y la presidenta Rousseff coincidió, en que hay que poner en movimiento las cosas aspiracionales del Mercosur, para que realmente la integración sea total y podernos plantear la total eliminación de las barreras aduaneras, pero, eventualmente, la integración de la moneda. Esto último hoy sí es aspiracional y parece lejano, pero si lo reflotamos como objetivo es la única manera de que se vaya concretando y esté más cerca.

¿Integración de la moneda es tener una misma moneda en Mercosur?
Es como cosa aspiracional, porque nada de esto va a pasar mañana. Pero si pensamos en un Mercosur totalmente integrado en algún momento tenemos que empezar a pensar en eso. El presidente Macri está convencido que eso tiene que ser algo que nos fijemos como objetivo a largo plazo.

Macri llegó al poder y pidió la salida de Venezuela de Mercosur. ¿Regresa el péndulo de la izquierda hacia la derecha?
Cada país constituye una dinámica propia, no creo que uno pueda decir que esto es un giro dictado en un sentido o en el otro; los pueblos se expresan y lo hacen de distintas maneras. La llegada del presidente Macri aporta una visión de integración muy fuerte y efeciva, y también de reconocimiento de que hay que invertir en el capital humano y que no se puede dejar a la gente por fuera del avance en la integración. Es una visión equilibrada para generar el desarrollo de la gente.

¿Y el tema de Venezuela y Mercosur?
Eso tenía que ver con la cláusula democrática y su aplicación en vista de las elecciones que ya han pasado y han mostrado un resultado que ha sido respetado por el Gobierno. Desde ese punto de vista la cláusula democrática, que se basa en hechos objetivos, no aplica. Seguiremos trabajando con Mercosur y los hermanos venezolanos, para plantear objetivos que sigan siendo vigentes alrededor de las libertades, de los derechos humanos y del afianzamiento de la democracia, también liberando a los presos políticos. Pero, por ahora, la cláusula democrática tal cual se había planteado no es necesario aplicarla.

¿Qué tan fácil es esa integración con acciones de Venezuela como querer armar obreros argumentado que se prepara contra el fascismo o de calificarla a usted, Canciller, como empleada de la CIA?
Me parece que muchas veces hay reacciones intempestivas, que se articulan con un lenguaje difícil, pero todos esperamos que el Gobierno de Venezuela así como mostró una enorme madurez al reconocer los resultados, la siga demostrando en el compartir el espacio del poder. Va a haber un gobierno de un color en el Ejecutivo y un gobierno de otro color en la Asamblea, y tendrán que trabajar y convivir. Eso se produce en muchos países del mundo, porque hay que encontrar la formas de convivencia y de bajar las tensiones, para lograr que la democracia y la convicencia prevalezcan.

¿Habrá encuentro entre Macri y Maduro?
No hay nada específico, pero no está fuera de la agenda. El presidente Macri se va a reunir con todos los que tenga oportunidad y planteará su óptica en determinados temas con total claridad. Una de las cosas que queremos hacer es explicar a todos los socios y amigos que vamos a trabajar sobre las cosas que tenemos acuerdos y no hay diferncias, reconociendo que en algunas habrá diferencias.

¿Qué postura tiene el nuevo Gobierno de Argentina sobre el proceso de paz en Colombia?
No hay otra opción que apoyar los diálogos y al Gobierno de Colombia, que está haciendo un esfuerzo enorme para resolver una cuestión que tiene muchos años y que tiene un impacto enorme en toda la región. Hay que ayudar a dar estos últimos pasos para concretar lo que falta en esta etapa, para finalmente producir la dejación de las armas y volver a un esquema de normalidad.

¿Qué podría hacer Argentina?
La Argentina está dispuesta, si es necesario, producir un monitoreo en ese proceso. Ofreceremos nuestra contribución. América Latina es una región de paz, así la hemos definido, y uno de los últimos focos que hay que terminar de resolver es este. Se lo merecen los colombianos y América Latina, y allí estaremos.

DANIEL VALERO
Enviado especial de EL TIEMPO
Cartagena.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.