El mal tiempo del Aeropuerto La Nubia de Manizales

El mal tiempo del Aeropuerto La Nubia de Manizales

Cuando no es por el clima o la caída de ceniza, ha tenido que enfrentar cierres por casos insólitos.

notitle
13 de diciembre 2015 , 09:40 a. m.

Pareciera que no cesan los tropiezos operativos en el aeropuerto La Nubia de Manizales, que tiene fama de mantener cerrado, o por lo menos en la mayoría del tiempo, por aspectos que van desde el clima hasta la actividad volcánica en el Nevado del Ruiz.

No obstante, para la entidad dueña de la terminal aérea, el Instituto de Financiamiento, Promoción y Desarrollo de Caldas (InfiCaldas), esta tiene una infraestructura “excelente” y siempre está en constante mantenimiento.

Según el gerente de InfiCaldas, Luis Fernando Franco, el problema radica en dos agentes externos: los fenómenos naturales (ante los cuales no pueden tener ninguna certeza) y la falta de coordinación de personal de la Aeronáutica Civil Colombiana.

Precisamente, esta última fue la razón de un insólito caso de cierre, pues el operador de la torre de control suspendió su actividad -vital en la normalidad de los vuelos- para desayunar. Por este inconveniente fue necesario cerrar el aeropuerto, justo un día en que “milagrosamente, estaba abierto, sin ceniza ni nubosidad”, dijo Franco.

La respuesta de la Aerocivil al gerente fue que ese inconveniente no se volvería a presentar, pero esta no es la primera vez que sucede. El 18 de julio del 2014 el aeropuerto tuvo que suspender sus vuelos porque a los dos controladores aéreos no los recogió el transporte.

El coronel Édgar Sánchez, director de Servicios de navegación aérea de Aerocivil, indicó que “ya se iniciaron las investigaciones para determinar por qué se dio este error de comunicación”, pues a pesar de que siempre hay dos operadores por cada turno (6:00 a.m. a 12:00 m. y de 12:00 m. a 6:00 p.m.), esta vez solo hubo una persona.

Franco aseguró que “fue una descoordinación total, responsabilidad de la Aeronáutica (…) algo vergonzoso e inexplicable y crea desconfianza en la gente. ¿Qué van a decir en Cartagena, en Bogotá o en cualquier parte del mundo? Que en Manizales, cuando no está cerrado el aeropuerto por ceniza o mal clima, se cierra porque el controlador se va a desayunar”, señaló.

Esa, la mala fama, es una de las preocupaciones que tiene el gerente, porque otra constante en el aeropuerto y por la cual los usuarios se quejan mucho, es la suspensión de operaciones por lluvias, nubosidad y emisión de cenizas. Algunos de los riesgos por la presencia de partículas de roca volcánica son la dificultad para aterrizar y la poca visibilidad para los pilotos (ver gráfico).

Estas son las principales razones por las que en el 2014 La Nubia tuvo un total de 477 vuelos cancelados, y en lo corrido de este año ya lleva más de 300. La mayor afectación en el servicio se está dando con la ruta Manizales-Bogotá-Manizales, de la aerolínea Avianca. A julio de este año ya iban 118 vuelos cancelados por ceniza, 117 por mal tiempo, 11 por carencia de aeronaves y 6 por fallas técnicas.

Mientras que con la ruta Manizales-Medellín-Manizales, de la aerolínea ADA, a esa misma fecha, iban 24 vuelos afectados por ceniza, 16 por mal tiempo y 9 por carencia de aeronaves.

“La operatividad de La Nubia es de unos 14 vuelos diarios, que le generan movilidad aérea a 800 personas (…) por eso el nivel de afectación es muy grande, los manizaleños no tienen otra alternativa, solo el aeropuerto Matecaña de Pereira, que queda a una hora”, comentó Franco.

Y pesar de ser “un centro de costos que no genera retorno”, Franco afirmó que la responsabilidad de la entidad es mantener el aeropuerto lo mejor posible. “Es un servicio público, es nuestro puerto de entrada y salida, es lo único que tenemos los manizaleños y caldenses”.

De hecho, el gerente informó que a la terminal aérea se le van a invertir 80 millones de pesos en mejoras locativas, como por ejemplo, los baños, y en pintura especial y señalización para la pista.

El aeropuerto, añadió, tiene una ventaja con respecto a otros y es su ubicación en el casco urbano, “en muchas ciudades queda alejado, aquí lo tenemos a 15 minutos”, dijo.

Mónica Arango Arango
Para EL TIEMPO
Manizales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.