Se destrabó el futuro de la troncal de la Boyacá

Se destrabó el futuro de la troncal de la Boyacá

Licitación por $ 825.085 millones se abrirá en dos semanas para obra civil y construcción de redes.

notitle
12 de diciembre 2015 , 06:20 p.m.

A 18 días de terminar el gobierno –tal y como sucedió en la administración de Lucho Garzón con la adjudicación de la calle 26–, la administración del alcalde Gustavo Petro publicará esta semana los prepliegos para la licitación de la troncal de TransMilenio por la Boyacá, entre Yomasa, sur de Bogotá, y la calle 137, en el norte.

El viernes, la empresa TransMilenio expidió el certificado de disponibilidad presupuestal (CDP) por valor de 825.085 millones de pesos, que era el requisito que estaba esperando el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) para poder abrir la licitación pública.

A Petro le tomó toda su Administración definir el futuro de la Boyacá por varias razones, aunque tres fueron claves: la primera es que el Concejo se tomó los dos primeros años para aprobar el cupo de endeudamiento para obras de movilidad, entre las que estaba incluida la troncal.

Posteriormente, cuando los estudios estaban en pleno proceso, el IDU detectó que la troncal tendría problemas entre la calle 39 sur y la calle 12, donde la obra se cruza con el tubo madre de agua del Acueducto, y el futuro movimiento de buses articulados pondría en riesgo de colapso la red. Por eso fue necesario cambiar los diseños en esa parte del recorrido.

El tercer tema que demoró la definición de la troncal es que durante varios meses Bogotá esperó un Conpes con el que esperaba conseguir recursos para obras de movilidad, distintos al cupo de endeudamiento, pero el Gobierno nacional no lo convocó y el documento nunca se aprobó. Al final Petro tuvo que acudir al cupo de endeudamiento del Concejo.

A eso se suma que, según William Camargo, director del IDU, el trámite para la disponibilidad presupuestal, respaldada en cupo de deuda, se demoró más de dos meses y medio. Sergio París, gerente de TransMilenio, comentó que cuando se trata de deuda hay trámites por cumplir y por eso hasta ahora salieron las aprobaciones.

Precisó que la disponibilidad solo se otorgó el viernes, porque solo ese día la Secretaría de Hacienda envió la resolución 33 del 10 de diciembre, con la cual autorizó el uso del cupo previsto para esa obra. Del total del presupuesto certificado, 754.741 millones serán para las obras civiles y 70.344 millones para la construcción de redes y servicios públicos.

Camargo manifestó que la administración distrital decidió separar la licitación de la obra civil de las estaciones por economía de escala y porque la experiencia con troncales anteriores indica que el tema de estaciones solo se ejecuta cuando están terminando las obras civiles.

En eso estuvo de acuerdo París, quien explicó que las lecciones aprendidas por la ciudad en troncales anteriores indican que es conveniente avanzar en las obras civiles y llevar en un proceso separado el tema de estaciones y equipamientos.

Este lunes, cuando reciba oficialmente el certificado de TransMilenio, el IDU publicará los prepliegos para recibir observaciones de los interesados durante las próximas dos semanas. En cuanto termine ese periodo, emitirá la resolución abriendo oficialmente la licitación, que deberá ser adjudicada por el gobierno de Enrique Peñalosa.

Con los tiempos disponibles, la licitación se abrirá en la última semana de diciembre, y será el nuevo gobierno el que evalúe las propuestas, y también el que licite la construcción de las estaciones y de las conexiones con los puentes.

Hace 17 años se proyectó esta vía

La futura troncal de la Boyacá arrancará en el sur, en Yomasa (Usme) e irá hasta la calle 137, un total de 28,7 kilómetros por donde se calcula que se movilizarán más de 500.000 pasajeros al día. La obra como tal beneficiará a 1’877.240 habitantes de Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Kennedy, Fontibón, Engativá y Suba, es decir, el 25 por ciento de la población total de Bogotá.

Esta troncal tendrá 21 estaciones, dos carriles exclusivos para los articulados y biarticulados, tres de tránsito mixto en cada sentido y, según las estimaciones del IDU, estaría lista en el 2018.

En el tramo que va entre la calle 39 sur y la calle 12, donde la futura obra se cruza con el tubo madre del Acueducto, los carriles de la troncal irán por los costados laterales para evitar un riesgo de colapso de la red por la vibración.

La historia de esta troncal se inició hace 17 años, en 1998, con los estudios previos de diseño; en el 2012 fueron retomados por esta administración. Para el 2013, el IDU realizó los estudios de factibilidad. Entre el 2014 y el 2015 se realizaron los estudios ‘en casa’.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.