'Los beneficios no caerán del cielo por firmar el acuerdo de paz'

'Los beneficios no caerán del cielo por firmar el acuerdo de paz'

Así opina la directora de la Fundación Ideas para la Paz, María Victoria Llorente, en entrevista.

notitle
11 de diciembre 2015 , 08:37 p.m.

La directora de la Fundación Ideas para la Paz, María Victoria Llorente, afirmó que la firma del fin del conflicto con las Farc sería una “oportunidad” para realizar los ajustes que el país necesita. La Fundación está cumpliendo quince años de trabajo.

¿Cómo ha sido el trabajo de la Fundación Ideas para la Paz en estos quince años?

La Fundación arrancó con un objetivo muy claro: aportar ideas alrededor de la superación del conflicto y una eventual construcción de paz; en eso hemos trabajado en estos años: en generar capacidades para analizar el conflicto, aportar a los procesos de negociación desde una parte más técnica, contribuir en los procesos de posconflicto que hemos tenido en Colombia y aportarle al tema de seguridad; sabemos que no se va a poder construir paz si no tenemos unas condiciones de seguridad mínimas y de protección de derechos de los ciudadanos.

¿Qué beneficios tendría un eventual fin del conflicto?

No queremos entrar en la discusión sobre esos beneficios porque creo que no se van a dar por generación espontánea; es decir no es que porque vamos a firmar este acuerdo van a llegar unos beneficios caídos del cielo. Esto será el resultado de cómo la sociedad colombiana y el sector empresarial aprovechen la oportunidad que genera el cierre del conflicto con las Farc. Nuestra propuesta es que los beneficios dependerán de cómo aprovechemos esta oportunidad

¿Y cómo se debería aprovechar?

Creemos que hay que trabajar en cuatro temas prioritarios. El primero es la manera como se gobierna en lo local y esto tiene que ver con la descentralización. Esto también pasa por una revisión de la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones importantes. El segundo es la seguridad, tema en el que advertimos que no se pueden abandonar los avances que ha habido y que se debe trabajar en nuevos desafíos.

¿Cuáles son los otros dos?

Está el tema de cómo activamos la fuerza empresarial a favor de la paz, no de este proceso, sino en ver que necesitamos prácticas que contribuyan a la construcción de paz. Por último, está el tema de cultura de paz, en el que trabajar sobre los modelos mentales y las lógicas que se han creado alrededor de la guerra y el narcotráfico.

¿Dentro del aporte del sector empresarial se ha contemplado abrir espacios laborales para los eventuales desmovilizados de la guerrilla?

Ese es un punto importante. Esa era la pregunta que nos hacíamos cuando se desmovilizaron los paramilitares, ¿y ahora quién va a emplearlos?, y se le trasladó un poco la responsabilidad al sector empresarial diciendo que si ellos no los empleaban el proceso iba a fracasar y eso es injusto en un país en el que hay un problema estructural del empleo formal frente a la informalidad. Lo que es importante no es cómo vamos a integrar a unos individuos, sino cómo integramos unos territorios, ese es el desafío, el cual no es solo de los empresarios sino de la sociedad en su conjunto. 

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.