Los tres temas pendientes en la cumbre del clima en París

Los tres temas pendientes en la cumbre del clima en París

La financiación, responsabilidades en emisiones y el tope de la temperatura están aún en borrador.

notitle
10 de diciembre 2015 , 08:58 p.m.

Este viernes, oficialmente, es el último día de la Cumbre de Cambio Climático en París (COP 21), considerada la cita más trascendental para frenar las causas que producen el calentamiento global y por ende sus consecuencias en el planeta.

El éxito o fracaso de la cumbre aún se desconoce porque hasta la noche de este jueves (hora de París), apenas se iba a poner en común el último borrador del acuerdo.

El presidente de la COP21, el canciller francés Laurent Fabius, declaró hacia las 9 de la noche de este jueves (hora de París) que planea presentar este viernes la propuesta de acuerdo final a los negociadores. “Estamos extremadamente cerca del objetivo, tenemos que hacer gala de la responsabilidad necesaria para hallar, en las próximas horas, un terreno de acuerdo universal”.

Tras una difícil primera semana, estos últimos días estuvieron enmarcados por las diferencias que se han dado entre los países desarrollados y los que están en vía de desarrollo, puesto que los primeros piden mayor compromiso de economías emergentes como India y China, pero estos a su vez insisten en que la deuda histórica de los del primer mundo les exige aportar mayores recursos de financiación y tecnología para que los más vulnerables se adapten al cambio.

Tres son los puntos de fricción que se anuncian previsiblemente hasta el final de esta conferencia: las finanzas, es decir, qué países se verán obligados a aportar para la adaptación y mitigación; el segundo atañe al grado de responsabilidad de los países industrializados y los que están en desarrollo en el calentamiento del planeta. El tercero, la ambición a largo plazo, es decir, definir cómo se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y cómo se transita hacia una economía que no dependa de energías fósiles.

Los países ricos dicen que llegó la hora de los emergentes de contribuir, de manera clara e inscrita en el texto de París, al enorme costo de reducir los GEI y de cambiar de modelo energético en el mundo.

Sin embargo, los emergentes insisten que la deuda histórica es de los desarrollados. “Ustedes quieren que nos olvidemos de (...) la base de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. No lo haremos. Si lo intentan directa o indirectamente, no tendremos más remedio que resistir”, advirtió el representante malasio Gurdial Singh Nijar.

El borrador sigue dejando abierto si los países se marcan como objetivo que la temperatura no suba más de 2 grados o más de 1,5 grados, o una fórmula mixta que suscriben ya 120 países: que no suba más de 2, pero reconociendo que lo ideal sería que no aumentara más de 1,5 °C.

A las dos últimas opciones se oponen rotundamente los países petroleros. Y se ha descartado regular las emisiones de la aviación y el transporte marítimo. Pero los países más afectados por el calentamiento del planeta, como las islas amenazadas por la subida del nivel de los océanos, no están dispuestos a dejar escapar la oportunidad de un acuerdo que para ellos es de vida o muerte.

Por ahora, lo que está definido es que el futuro acuerdo climático adopta ya la forma legal perseguida por potencias como Estados Unidos, India o China, que han logrado eliminar un artículo, el 17, que hacía referencia a que los compromisos de reducción de emisiones presentados por los países fueran legalmente vinculantes.

Piden que Colombia prohíba el ‘fracking'

Una alianza de ocho organizaciones no gubernamentales internacionales instaron a los países latinoamericanos a prohibir las actividades de ‘fracking’ o fracturación hidráulica debido a que emiten gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento del planeta.

En su proceso el ‘fracking’ libera metano que es 87 veces más activo que el dióxido de carbono en un margen temporal de 20 años, lo que provoca mayor calentamiento global, según el pronunciamiento de las organizaciones.

Colombia es uno de los países, junto con México, Argentina, Chile y Bolivia, que ha iniciado actividades de exploración o explotación de hidrocarburos no convencionales, advirtieron.

Milena Bernal, abogada e investigadora de la ONG Ambiente y Sociedad, sostiene que han “pedido información a las autoridades y lo que han entregado es muy confuso y nos prohíben difundirlo. Esta información debe ser pública por los altos riesgos ambientales (...)”, dijo.

VIDA
Con información de Efe y AFP.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.