Las consecuencias de apagar la hidroeléctrica El Quimbo

Las consecuencias de apagar la hidroeléctrica El Quimbo

En pleno riesgo de apagón, la Corte Constitucional tumbó decreto que ordenó inicio de operaciones.

notitle
10 de diciembre 2015 , 07:49 p.m.

Un mes después de dar inicio a la generación de energía de la central Hidroeléctrica El Quimbo, en el departamento del Huila, tasada en 1.093 millones de dólares, la Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó este jueves el decreto presidencial que dio luz verde a las operaciones.

La ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio Palacio argumenta que el Ejecutivo no puede atentar contra una decisión judicial, como es la suspensión que había ordenado el Tribunal Administrativo del Huila, el 5 de febrero de este año, con el argumento de un estado de emergencia.

El decreto que se deja sin efecto es el 1979 del 6 de octubre 2015, en el que la Presidencia, con la firma de todos los ministros, autorizó el inicio de la generación de energía.

Esto, para subir el caudal del río Magdalena y poder transportar combustibles por barcazas desde la refinería de Barrancabermeja hacia las zonas vecinas de Venezuela, afectadas por el cierre de la frontera.

¿Cuáles serían las consecuencias de detener la operación de El Quimbo?

- Aumenta el riesgo de apagón en Colombia, debido a que no se podrá disponer de 400 megavatios que aporta esta central al sistema interconectado nacional.

- Pone en riesgo las inversiones hechas por la empresa Enel en Colombia.

- Aleja a los inversionistas, tras considerar que el país no ofrece seguridad jurídica.

- El departamento del Huila deja de percibir millones de pesos por regalías.

- Se complica la situación generada por El Niño.

- La falta de generación de esta hidroeléctrica reduce la oferta de energía eléctrica para todo el país.

- El estado queda expuesto a una demanda millonaria por parte de la empresa porque su inversión fue superior a 200 millones de dólares.

Para la presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica, Ángela Montoya, esta decisión es preocupante para el sector, sobre todo por esta coyuntura.

El sector eléctrico es respetuoso de las decisiones judiciales, pero consideramos que El Quimbo ha cumplido con los requisitos. No contar con los 400 megavatios de generación es muy grave, pues todos contamos con esa energía para poder pasar el próximo fenómeno del Niño”, señaló la líder gremial. La energía de El Quimbo representa el 4 por ciento de la demanda nacional.

“Un eventual desabastecimiento de combustibles en la zona de frontera afectaría gravemente el normal desempeño de la economía, pues produciría un incremento de precios en los productos que se comercializan en dichos municipios”, argumentaba el decreto.

La construcción de la central de generación había sido suspendida por el Tribunal del Huila, al resolver una medida cautelar dentro de una acción popular, el 5 de febrero de este año, en la cual se le pedía a Emgesa que “se abstuviera de iniciar la actividad de llenado del embalse hasta tanto no se lograra un caudal óptimo de aguas y efectuar un monitoreo permanente al agua para efectos de garantizar la calidad de la misma”.

Además, pedía a Emgesa retirar el material vegetal que puede contaminar el agua y afectar la producción piscícola. El Tribunal intervino luego de que asociaciones de piscicultores instauraron una acción popular para exigir protección.

En el decreto presidencial también se mencionaba que Emgesa, compañía a la que se le otorgó licencia ambiental para el proyecto hidroeléctrico, había cumplido en un 99 por ciento con el retiro de la masa forestal y la biomasa de la represa, actividades ordenadas por el Tribunal del Huila.

Pero en noviembre se reportó a las autoridades ambientales la muerte de 300 peces, de las especies sardina pegajosa, mojarra negra y capaz principalmente, en la zona conocida como Puerto Seco, donde confluyen las aguas de los ríos Magdalena y Páez. A esto contestó Emgesa que estaba realizando los análisis respectivos para establecer las causas.

El área de influencia directa de El Quimbo está concentrada en los municipios de Gigante, Garzón, Altamira, Paicol, El Agrado y Tesalia.

EL TIEMPO consultó al ministro de Minas y Energía, Tomás González, y Enel (dueña de Emgesa), pero dijeron que se pronunciarán al ser notificados. 

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.