En paz continúa el desalojo del sector El Tamarindo

En paz continúa el desalojo del sector El Tamarindo

De 135 familias que vivían en el predio, solo 41 permanecen. El 18 de diciembre próximo deben salir.

notitle
10 de diciembre 2015 , 11:05 a. m.

La inspección cuarta de policía, de Barranquilla, realizó el pasado miércoles tres desalojos en el predio conocido popularmente como El Tamarindo, ubicado a un costado de la vía La Cordialidad, entre Barranquilla y el municipio de Galapa, que pertenece al área metropolitana.

Los tres núcleos familiares vivían en una extensión de tierra de 36 hectáreas.

El problema que tiene en vilo a estas familias y otras 41, es que el segmento de tierra donde residían, fue declarado por la la Dian, en el año 2007, como la Zona Franca Internacional del Atlántico (Zofia), una de las más nuevas del área metropolitana. El acto se basa en la resolución 13914.

Ante el acto administrativo, las directivas de la Asociación de Trabajadores del Campo (Asotracampo) agremiación a la que pertenecen los residentes del área en cuestión, expresaron gran inconformidad, pues desde el 2007 empezaron a aparecerles dueños a las tierras donde ellos estaban asentados, predios que ellos aseguran eran baldios.

Al parecer un poco más de la mitad de las familias que viven en El Tamarindo, son víctimas de la violencia, y se sienten vulnerados por segunda vez, pues ahora es el Estado el que los desplaza, primero fueron los grupos armados al margen de la ley.

La defensa de la firma Inversiones Agropecuarias Los Turpiales SAS, que se muestra como dueña de los predios de manera legal, expone que las tierras nunca estuvieron baldías, pues tienen, en algunos casos, hasta un siglo de posesión por parte de prestantes familias barranquilleras.

El plazo y otros aspectos

El próximo 18 de diciembre se cumplirá el plazo que acordaron los moradores de El Tamarindo y la Unidad de Víctimas del Atlántico, para que las tierras queden en total poder y orden de Inversiones Agropecuarias Los Turpiales SAS.

Asotracampo indica que en la extensión de tierra donde actualmente hay 41 familias, antes del 2012 residían unas 135, pero a trvaés de unos 45 desalojos, han ido sacando a la gente, muchas veces, según los afectados, de formas violentas.

El desalojo se suspendió la última vez porque Asotracampo instauró una tutela que está siendo revisada por la Sala de Selección número 11 de la Corte Constitucional.

Hasta que no se conozca cuál es la decisión que tomará la Corte Constitucional no se debería llevar a cabo el proceso de desalojo, pues se estaría incurriendo en una obstrucción de la labor de impartición de justicia.


Ante el desalojo varias figuras de la política se han pronunciado por medio de sus redes sociales.

 

BARRANQUILLA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.