Profesores que viajaron a reforzar su inglés llegaron más motivados

Profesores que viajaron a reforzar su inglés llegaron más motivados

"Hablamos inglés en el día en la universidad y en la noche con las familias en donde nos quedamos".

notitle
09 de diciembre 2015 , 09:12 p.m.

En noviembre de este año, 70 docentes de inglés de colegios oficiales, seleccionados entre 400 maestros, viajaron a Estados Unidos para participar en un proceso de inmersión 100 % en inglés, como parte de la estrategia del plan de incentivos del programa Colombia Bilingüe.

El pasado 7 de diciembre regresaron al país, después de haber convivido durante cuatro semanas con nativos extranjeros, hablando inglés en todo momento. La inmersión les permitió fortalecer sus competencias comunicativas en este idioma y, más allá de eso, les dio la posibilidad de conocer otro sistema educativo y pedagogías específicas de enseñanza del inglés para repetirlas en las aulas.

Inglés día y noche

Los estudiantes de la institución educativa oficial Ciudad de Cartago, la única que implementa la jornada única en el municipio, realizaron un video para representar a su maestra Ivonne Alexandra Londoño, y este fue clave para que fuera elegida como uno de los docentes beneficiarios de las inmersiones en inglés, esta vez en California (Estados Unidos).

Además del video, Ivonne fue calificada con una evaluación extensiva y una entrevista en inglés, los que la hicieron merecedora de esta capacitación. Ella describe esta oportunidad como única.

“Estuvimos en la Universidad de California, Davis, una de las más importantes de Estados Unidos en programas de extensión. Allí estudiábamos de lunes a viernes, de 7 a. m. a 5:30 p. m., con profesores nativos, con los cuales desarrollamos trabajos pedagógicos, proyectos y exposiciones”, destacó Londoño.

Los maestros se vieron obligados a hablar inglés todo el tiempo porque por las noches, después de estar todo el día en la universidad, llegaban a las casas de las familias en donde se estaban hospedando y tenían que seguir hablando el idioma. “Nos tocó manejar el transporte desde UC Davis a nuestros hogares temporales, entonces tuvimos que usar mapas y preguntarle a la gente como fuera; eso fue una ganancia porque conocimos muchos lugares y mejoramos nuestra fluidez al hablar”, agregó.

No más tareas aburridas

Esta docente hace énfasis en la ganancia de la inmersión en términos de lo que les dejó con respecto a las prácticas pedagógicas.

“Aprendimos sobre los centros de aprendizaje, especiales para enseñarles a grupos grandes, de 40 a 50 estudiantes, con los cuales ellos participan y hablan entre sí, en vez de tener a un profesor en frente del salón dictando una cátedra”, detalla Londoño.

La inducción les permitió conocer nuevas metodologías, con las cuales pretenden remplazar las tareas aburridas; además, con las lecciones compartidas por expertos, como lo fue una maestra de la Universidad de Stanford que trabaja con niños y los inspiró con métodos que no se han visto en Colombia.

Uno de estos es el ‘Diario nativo de literatura’, en el que el alumno escribe un párrafo breve en inglés y se lo enseña a otro estudiante, quien a su vez le contesta en este idioma. De esta manera se comparten las ideas, se corrigen, y el docente colabora al final del proceso.

Londoño resalta que es una técnica muy positiva, primero porque los dueños del diario pueden escribir sobre lo que ellos quieran y esto los motiva; y segundo, porque el docente puede entrever qué está sucediendo en los hogares o por qué les gusta o no el inglés. Con estos insumos, el profesor trabaja desde lo afectivo, que es la base sobre la cual puede actuar para que los niños y jóvenes aprendan.

La oralidad es clave

Paula Andrea Ramírez fue otra de las beneficiarias de esta oportunidad de formación brindada por el Ministerio de Educación. Ella concuerda con Londoño sobre lo productivo de la inmersión, que se traduce en las múltiples técnicas de enseñanza aprendidas durante las jornadas en la universidad.

“Lo que encontré en la UC Davis es que lo más importante para lo alumnos es que nosotros desarrollemos la habilidad oral en los muchachos”, manifiesta Ramírez. Para ella, el objetivo principal es promover las prácticas colaborativas. Dado que en Colombia, en los colegios oficiales se imparten las lecciones a grupos muy extensos, es fundamental dar la posibilidad a cada niño y a cada niña de participar en clase y desarrollar las habilidades orales por igual.

Con base en esto aprendieron sobre una estrategia en la que se reúnen los estudiantes en grupos de a cinco y se le asigna un rol específico a cada uno. Por ejemplo: hacen una lectura y uno describe de qué se trata, otro busca los significados de las palabras más difíciles, uno de ellos hace el resumen, etc. Ramírez explica que algo fundamental que entendió es el deber de evaluar a sus alumnos en todo momento: “Lo importante no es la calificación final, sino la totalidad del proceso de aprendizaje”.

Esfuerzo premiado

El plan de incentivos del programa Colombia Bilingüe es un reconocimiento a la excelencia de los educadores. En 2015, un total de 224 docentes de inglés de colegios públicos fueron reconocidos. De este grupo, 24 viajaron a la inmersión de Hyderabad en India, 70 a California, en Estados Unidos y 130 intercambiaron prácticas y experiencias con nativos extranjeros en el Eje Cafetero.

ESTILO DE VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.