'Refugiado' encara el dolor del maltrato en el cine

'Refugiado' encara el dolor del maltrato en el cine

Entrevista con el director de este 'thriller', una coproducción colombo-argentina. Se estrena hoy.

notitle
09 de diciembre 2015 , 04:29 p. m.

El director argentino Diego Lerman quería hacer una película de un viaje frenético y tensionante, pero no quiso jugar con las cartas de géneros como la acción, sino que se propuso contar una historia cargada de mucho dramatismo y, tristemente, una relevancia muy fuerte, ya que plantea una reflexión acerca de la violencia contra las mujeres.

Así fue como configuró el filme Refugiado, que sigue el tortuoso escape de Laura (Julieta Díaz) y su pequeño hijo Matías (Sebastián Molinaro), de un hogar en el que han tenido que resistir el maltrato físico y psicológico de un esposo inestable.

La cinta, que contó con la coproducción de la compañía colombiana Burning Blue (La tierra y la sombra, Climas, Violencia), revela la paranoia, el desamparo y la fuerte conexión de la pareja victimizada, sin excederse en una brutalidad visual, para asumir una mirada mucho más profunda, pero no menos desesperante.

El mismo Lerman le contó a EL TIEMPO cómo asumió este reto de contar esta problemática con otros matices.

Más allá de la lectura alrededor de la violencia de género, ¿cree que ‘Refugiado’ se acerca más a lo que sería un ‘thriller’ con sabor urbano?

Es una road movie (película centrada en el viaje de sus protagonistas), pero también tiene momentos de thriller. Se trata de un viaje inesperado e impredecible.

Es un película fuerte, pero no se queda en mostrar de manera explícita la situación que vive la protagonista y su hijo...

Sí, pero también narra la desintegración de una pareja y de una familia a raíz de esa violencia (...) Tiene que ver más que con las consecuencias de la violencia desde el lugar de un niño que está en formación, en una edad en que son una especie de esponjas que absorben todo de la realidad que los rodea.

¿Qué lo llevó a asumir esa historia, por momentos, tan desgarradora?

Una mañana, llegando a la productora, veo que, prácticamente en la puerta, había periodistas, policías y rastros de sangre. Cuando me contaron que un hombre disfrazado de viejo había disparado contra su exmujer, el caso me conmovió, pero afortunadamente la víctima se salvó (...) El hombre fue condenado a 21 años de cárcel. De la mujer, que ya había sido amenazada, se llegó a decir que debía protegerse en un refugio, pero ella no quiso ir.

Esos son lugares donde llegan mujeres que han sido maltratadas...

Yo ni sabía de la existencia de estos refugios. Luego, con el tiempo conocí varios, inclusive tuve la oportunidad de dialogar con distintas mujeres que se esconden allí. Justo ese año nació mi hija Renata, lo que me hizo tener la convicción de que quería abordar ese tema; no sé por qué, pero ser padre de una nena me hizo decidirme a contar esta historia.

¿Fue difícil?

Fue un intenso trabajo de guion e investigación que duró casi tres años. Mi hijo Milo tiene hoy casi la edad del protagonista, y si hay algo que me conmueve enormemente, a partir de haber sido padre, es la mirada de pureza de los niños, ese lugar no contaminado por el mundo adulto (...) Yo quería trabajar en ese territorio, inocente y sin prejuicios.

El trabajo de Julieta Díaz es impactante…

Ella se involucró mucho. Creo que fue muy valiente al aceptar un personaje tan comprometido, no solo por la demanda emocional que requería, sino también por tratarse de una temática muy sensible en nuestro país.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Burning Blue?

Las coproducciones son la manera de apoyarnos como cineastas y productores de la región. A Burning Blue les agradeceré siempre que hayan confiado en un proyecto tan arriesgado. Su participación fue fundamental para completar la financiación de la película; a su vez, con mi productora Campo Cine hemos coproducido dos películas colombianas: Los hongos y Porfirio.

Andrés Hoyos V.
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.