Reducir las muertes un 26 %, el desafío de la naciente Agencia

Reducir las muertes un 26 %, el desafío de la naciente Agencia

La Agencia Nacional de Seguridad Vial es la apuesta de Mintransporte para poder cumplir las metas.

notitle
09 de diciembre 2015 , 12:01 a. m.

Los accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte violenta en el país, después de los homicidios.

Adicionalmente, son la primera causa de muerte en niños entre 5 y 14 años y la segunda en personas entre 15 y 44 años.

Estos alarmantes datos, sumados a la participación de Colombia en el plan Decenio de Acción para la Seguridad Vial para reducir en el 50 por ciento el número de muertes en el mundo (ver ‘Colombia hace parte...’) han sido el motor que impulsa y compromete al Gobierno Nacional a trabajar para salvar miles de vidas de colombianos vulnerables en las vías.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) es la apuesta del Ministerio de Transporte para poder dar cumplimiento a las metas que se han trazado en el país: “Reducir para el 2018 en un 8 por ciento las muertes por accidentes de tránsito y para el 2021 reducirlas en un 26 por ciento”, esto de acuerdo con la ministra de Transporte, Natalia Abello.

En el 2014 se registraron 6.352 víctimas fatales y a febrero del 2015 el Ministerio de Salud reporta en Colombia 36.041 personas en condición de discapacidad permanente derivada de una lesión en accidente vial.

“Lo que quiere decir que ha hecho falta una política pública, educación, prevención, campañas, articulación con el sector público y privado. Es una situación que hay que atacar de raíz ya”, asegura Abello. Para ello, el Gobierno les apostará a siete estrategias que se liderarán desde esta nueva entidad.

Yazmín Gaitán, directora de la ANSV, explica que “la Agencia es una coordinadora, articuladora, canalizadora e implementadora de la política nacional de seguridad vial. No nace con el área exclusiva del tema de campañas, nace con el componente de interinstitucionalidad”, explicó Gaitán.

Pero la razón de la creación de la Agencia no solo es una necesidad nacional sino también mundial. De acuerdo con la Ministra, es una respuesta a las metas del decenio de la Organización de Naciones Unidas. “Es un tema de salud pública mundial”, afirma.

Durante la ‘Segunda conferencia mundial de alto nivel sobre seguridad vial: tiempo de resultados’, realizada en noviembre en Brasilia, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) consideró que “la situación de Colombia es similar a la de muchos países en desarrollo, que han visto incrementadas sus cifras durante el primer lustro de la década. Esto implica que se deben redoblar los esfuerzos para alcanzar la meta de reducción del 50 por ciento de fallecidos al año 2020”, dijo Gabriel Pérez, de la Cepal.

Para Ana María Pinto, del Banco Interamercicano de Desarrollo (BID): “Colombia se destaca en la región porque es uno de los primeros países que dispone de una institucionalidad específica con la creación de la Agencia Nacional”.

Fuentes de financiación

A raíz de dichas necesidades, el Congreso de la República aprobó en el año 2013 la creación de la Agencia mediante la ley 1702, y se procedió a liquidar el Fondo de Prevención Vial (FPV), liderado por privados, cuya finalidad era la de crear campañas de prevención y seguridad vial.

Los recursos con los que funcionará anualmente esta nueva entidad –cuyo lanzamiento será el 14 de diciembre– equivalen al 3 por ciento del Soat, valor que antes se iba para el FPV, y de una tasa que se creó en el Plan Nacional de Desarrollo.

“Tarifamos todo lo que son los servicios prestados por los organismos de apoyo: escuelas de conducción, centros de revisión tecno-mecánica, centros de actitud física y mental y ahora el servicio de la prueba teórico-práctica que vamos a implementar el otro año”, dijo Gaitán.

Sin embargo, para la creación de la Agencia, el Ministerio le solicitó al BID un préstamo de cooperación técnica, equivalente a 10 millones de dólares.

Se financiará con Soat y una tasa nueva

A partir de enero del 2016, la Agencia recibirá el 3 por ciento de recursos del Soat –antes destinados para el funcionamiento del Fondo de Prevención Vial, que está en liquidación–. Este porcentaje equivale a unos 51.200 millones de pesos cada año. De otro lado, el Congreso aprobó un tasa para la Agencia, artículo 20 de la Ley 1702 de 2013, que se cobrará desde el próximo año. Se trata de una contribución parafiscal, en la que el ciudadano aporta por el riesgo de accidente o hechos de tránsito.

La ley establece que el valor máximo por cobrar es de medio salario mínimo diario, en centros de reconocimiento de conductores, de diagnóstico automotor y prueba teórica; y un salario mínimo diario en los centros de enseñanza automovilística. Cada persona pagaría una suma que va de 2.400 a 16.500 pesos. El total de recaudo de esta tasa sería de unos 51.000 millones.

De esta forma, la Agencia Nacional de Seguridad Vial contará con más de 100.000 millones de pesos para su funcionamiento anual.

10 millones de dólares de cooperación

La conformación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial no habría sido posible sin el respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Gobierno.

El Banco autorizó, en enero del 2014, un préstamo de cooperación técnica por 10 millones de dólares, de los cuáles se han desembolsado 3,1 millones de dólares a la fecha.

“El principal objetivo del programa es apoyar al Gobierno en la consolidación de la Política Nacional de Seguridad Vial con el fin de contribuir a la reducción del número de víctimas mortales y lesionados por accidentes de tránsito”, aseguró Ana María Pinto, especialista sénior en Transporte del BID.

La estrategia del Banco se alinea, además, con los cinco pilares de la Década de Acción de Naciones Unidas de reducir en un 50 por ciento el número de muertes por siniestralidad vial para el 2020 en el mundo. Concretamente, en nuestro país, el BID está apoyando el fortalecimiento institucional –la creación de la Agencia–, la consolidación del Observatorio de Seguridad Vial y la formulación de Planes Locales y Regionales de Seguridad Vial.

Según Pinto, los accidentes en tránsito además de ser un problema social muy grande son un problema económico que equivale al 2 por ciento del PIB del país.

Retos que le esperan a la autoridad en seguridad vial

Para Claudia Puentes, economista y consultora independiente, uno de los retos de la seguridad vial en Colombia es lograr la coordinación de las distintas áreas del Gobierno que tienen a su cargo obras de infraestructura, educación y salud, entre otras. Además, para la experta “es clave lograr que la infraestructura que se construye sea segura. Por ejemplo, los abismos y las salidas de vía; estamos en un país montañoso que necesita sistemas de contención seguros”, dice, y agrega que “hay que capitalizar los estudios ya realizados, no descartarlos y fomentar la alianza entre empresas privadas y el Gobierno”.

Ana María Pinto, del BID, considera que “Colombia ha hecho un gran esfuerzo en la definición de un plan de acción para la seguridad vial y que el reto es la adecuada implementación de este”.

Gabriel Pérez, oficial de Asuntos Económicos, de la Cepal, explica que para conseguir el éxito se debe establecer y monitorear las metas, tener un liderazgo, integrar diversos sectores y buscar el desarrollo de recursos financieros y humanos, pero con un enfoque integral y participativo. “El resultado final debe ser la formalización de un pacto nacional con alta legitimidad”, concluyó.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.