Bosque de niebla de San Antonio, tesoro de la biodiversidad

Bosque de niebla de San Antonio, tesoro de la biodiversidad

Un equipo científico presenta obra que refleja 'punto caliente de biodiversidad' en Cali.

notitle
08 de diciembre 2015 , 08:02 p.m.

Las gotas en hojas, el agite multicolor de aves, los animales que corren o se cuelgan de los árboles. Es un paraíso a menos de 40 minutos del área urbana de Cali.

Ese tesoro es casi desconocido, pero desde 1911 cuando el naturalista, ornitólogo y banquero estadounidense Frank Chapman encabezó una expedición que salió de Buenaventura a recorrer el Valle del Cauca, lo dejó así reseñado. Las pruebas están en documentos de archivo e ilustraciones del artista Luis Agassiz Fuertes guardados en el Museo de Historia Natural de Nueva York y la universidad de Cornell.

Hoy, más de un siglo después, a través del libro El bosque de niebla de San Antonio, cerca del kilómetro 18 en la vía a Buenaventura, área de reserva forestal de los Farallones, se pone de presente un ‘Punto Caliente’ de Biodiversidad (hotspot), por la abundancia de fauna y flora.

Este miércoles, en el Zoológico de Cali, se presentará esa obra, editada por la comunicadora Lucía Salazar, directora de GÁ Editores, que comprende un texto ilustrado de fotografías, mapas, archivos e ilustraciones de expediciones.

Participarán ornitólogos, biólogos, botánicos, ecologistas y otros expertos en ciencias. Los autores del proyecto aseguran que lo más importante de estos hallazgos “es la generación de iniciativas de protección y salvaguarda del patrimonio natural de la comarca, donde debe existir el compromiso de las autoridades”.

Los escritores científicos del libro son Gustavo Kattan y Jorge Orejuela.

Joel Cracraft, director del departamento de Ornitología, Museo de Nueva York, dice que Chapman, a sus 48 años, desembarcó en marzo de 1911 en Buenaventura e inició “una odisea de cinco años apoyado por un equipo de talentosos colaboradores de campo. Su objetivo era documentar las aves del país con más diversidad de especies en el mundo.

Lo que hacía de esta expedición un hito histórico en el contexto de esfuerzos previos era que se trataba de un emprendimiento concebido a partir de un interrogante: ¿de qué manera la elevación de las laderas de los Andes afectaba la distribución de las aves y el origen de la asombrosa diversidad que poseía Colombia? La importancia científica de este trabajo, que culminó con su monumental obra La distribución de la avifauna en Colombia: una contribución a un estudio biológico de América del sur (1.917), fue patente casi de inmediato, como reconoció la Academia de Ciencias de Estados Unidos”.

En el epílogo del libro, Leonardo Sáenz, director de Eco-Hidrología de Conservación Internacional– Washington, apunta cómo “cuando una persona en Cali prepara una taza de café o toma una ducha, participa de un viaje extraordinario de unas gotas de agua que caen del cielo y son finamente filtradas por el majestuoso bosque de niebla situado entre Jamundí, Cali y Yumbo. Es realmente sorprendente que el agua que usamos, ya sea para beber, generar electricidad o recrearnos, ha seguido una maravillosa travesía que se inicia a muchos kilómetros, a miles de metros más arriba en las brumosas montañas de los Farallones de Cali, conformado por un bosque enigmático, inmerso en suaves nubes, tan acertadamente denominado bosque de niebla. Estos bosques no sólo existen en Cali, o a través de Colombia. También se encuentran a través de los trópicos y sirven como fábricas de agua para cerca de 40 por ciento de la población mundial y para que funcionen más de 22.000 embalses...No es de extrañar que los bosques de niebla sólo representan el 1,4 por ciento del total de bosques tropicales registrados en 2003. Esta es la razón por la que llamo a estos bosques los Tesoros de agua de los trópicos”.

Equipo de trabajo en el proyecto

Fotos: de Juan Diego Castillo, Sergio Bartelsman, Francisco Piedrahita y Christopher Calonje. Ilustradores: Jansel Rubiano y Christian Sastre; Correctores; Carlos Fischer y Harold Kremer. Traductores: Juan Merino, Rosalind Harvey, Terrence Glennn y Gustavo Kattan. Diseño: Alan Rodríguez y retoque fotográfico de Benhur Vargas.

Reproducciones: Armando Rojas.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.