Choque de trenes se convierte en un posible escenario

Choque de trenes se convierte en un posible escenario

notitle
07 de diciembre 2015 , 09:00 p.m.

Caracas (EL TIEMPO). Consciente o no de que perdería la mayoría parlamentaria, pero ciertamente preparándose para tal escenario casi un mes antes de las elecciones, el oficialismo movilizó sus piezas dentro del Tribunal Supremo de Justicia empujando la dimisión temprana de 13 magistrados a los que les tocaba jubilarse en el 2016 y nombró unos nuevos con la Asamblea Nacional que todavía controla.

El objetivo: mantener a funcionarios prorrevolucionarios dentro de las filas del Poder Judicial y muy especialmente de la Sala Constitucional, que con los años ha servido a la ‘revolución bolivariana’ para la legalización de todo tipo de decisiones a través de interpretaciones a la Constitución que dejan de lado el necesario debate parlamentario.

Con ese as bajo la manga muchos consideran previsible que la nueva Asamblea Nacional cuente con un freno en caso de querer impulsar normativas especialmente sensibles para el Gobierno. Sin embargo, la obtención de la mayoría calificada por parte de la oposición convirtió lo que podía ser el aplastamiento del Poder Judicial sobre el Legislativo –pues la interpretación de la Sala Constitucional suele considerarse en Venezuela tan importante como la misma Constitución– en un verdadero escenario de choque de poderes. Todo porque la coalición opositora puede ahora no solo promover leyes orgánicas sino también impulsar la remoción y nombramiento de nuevos integrantes de los poderes públicos.

También queda descartado que el presidente Nicolás Maduro pueda optar en lo que queda de este año por la solicitud de una nueva ley habilitante, puesto que con más de las tres quintas partes de la cámara –100 diputados– la oposición puede despojarlo de estos poderes especiales.

La pregunta es si el presidente Maduro se atreverá a oficializar nuevos decretos hasta esa fecha, pues goza de poderes especiales para legislar hasta el 31 de diciembre.

‘El chavismo no se acaba’
El Jefe de campaña oficialista critica a la oposición

Caracas (Efe). El jefe de campaña de la alianza oficialista Gran Polo Patriótico (GPP), Jorge Rodríguez, advirtió ayer que la oposición venezolana hace un “pésimo análisis” si cree que, tras ganar las elecciones legislativas del domingo, ha puesto fin a casi 17 años del chavismo en el país caribeño.

“Si ellos creen que con eso han aniquilado al chavismo están haciendo un pésimo análisis de la situación”, dijo Rodríguez.

El también alcalde del municipio caraqueño de Libertador calificó la campaña electoral de “atípica”, ya que, según dijo, del lado opositor “no había candidatos” presentando propuestas sino que “había una guerra”.

“Los chavistas somos mujeres y hombres de una sola palabra, nosotros decíamos que reconoceríamos los resultados electorales cualesquiera que fueran”, dijo. El portavoz del GPP saludó las declaraciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien, tras anunciarse los resultados en la madrugada de este lunes, afirmó que el ganador de los comicios fue la “guerra económica” que, asegura, le hacen la oposición y la empresa privada a su gobierno para derrocarlo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.