Weiland: R.I.P / Conexión sonora

Weiland: R.I.P / Conexión sonora

Se ha marchado una de las mejores voces que dejó el rock alternativo de los años noventa.

07 de diciembre 2015 , 05:06 p. m.

Las últimas aventuras musicales de Scott Weiland son las más desconocidas de su carrera. Y no es para menos. Luego de su última participación con 'Stone Temple Pilots' entre 2010 y 2012, que dejó como fruto un par de giras, la primera de ellas muy exitosa y el primer álbum de la banda en casi 10 años. Pero como siempre aconteció, Weiland terminó enfrentado a los hermanos DeLeo y con una posibilidad truncada de retornar igualmente con Velvet Revolver, la banda que había conformado hacia 2003 conjuntamente con los exintegrantes de Guns N’ Roses: el guitarrista Slash, el bajista Duff McKagan y el baterista Matt Sorum, al igual que Dave Kushner, guitarrista de la banda Wasted Youth.

Weiland organizó entonces y como solista una gira llamada ‘Purple At The Core’ en la que a título individual decidió celebrar los 20 años de los dos primeros álbumes de Stone Temple Pilots, acompañado del guitarrista Jeremy Brown, el bajista Tommy Black y el baterista Danny Thompson, con quienes finalmente conformó su última banda, The Wildabouts.

El pasado mes de enero, el cantante anunció que era la voz de una nueva banda, Art Of Anarchy, con los hermanos Jon y Vince Votta, aunque finalmente se trató de un proyecto donde lo querían para que escribiera las canciones y nunca pasó a mejor destino.

Está entonces The Wildabouts, una banda que hace un rock potente, un equilibrio justo entre STP y Velvet Revolver, pero que parece estar enmarcada por un sino trágico. El 30 de marzo anterior y solo un día antes de publicar su maravilloso álbum Blaster, Jeremy Brown, con tan solo 34 años de edad, murió por razones que nunca salieron a la luz pública. La banda quedó esperándolo para un largo ensayo que tenían, pero ya el destino había marcado otro curso.

Se ha marchado una de las mejores voces que dejó el rock alternativo de los años noventa. Una voz atormentada por las adicciones y todas las inconsistencias de vida derivadas de la misma. Voz valiosa que debe recordarse no solo por las bandas a las que perteneció sino por sus excelentes discos en solitario, 12 Bar Blues y ’Happy’ in Galoshes, así como su álbum de canciones navideñas de 2011, The Most Wonderful Time of the Year, en el que jugó a ser un elegante crooner, tipo Frank Sinatra, y cuyo título hoy, para la historia del propio Weiland, es seguramente eso: el momento más maravilloso para una paz que siempre necesitó.

DANIEL CASAS
Periodista musical

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.