Quieren arrebatarnos el tesoro del galeón

Quieren arrebatarnos el tesoro del galeón

Urge que el Gobierno revele quiénes son sus socios en el rescate del tesoro y cuánto van a pagar.

notitle
06 de diciembre 2015 , 08:21 p.m.

Terceros países, la Sea Search Armada y cazatesoros aliados con el Estado han pretendido arrebatarnos el tesoro del San José, por lo cual urge estructurar estrategias sólidas frente a sus pretensiones.

Ya el Secretario de Cultura de España ha dicho que defenderá el patrimonio sumergido español, refiriéndose a este hallazgo, e invocando la Convención de la Unesco. Con toda claridad, Néstor H. Martínez, miembro de la Comisión de Especies Náufragas, ha advertido la total improcedencia de esa solicitud por cuanto Colombia nunca firmó esa convención ni tampoco la Convención del Mar.

En cuanto a la Sea Search Armada, las informaciones disponibles indican que el hallazgo está por fuera de las coordenadas reportadas, y mediante la sentencia del 5 de julio del 2007, con ponencia de Carlos Ignacio Jaramillo, quedó totalmente claro que las zonas aledañas a las coordenadas reportadas no se aplican para beneficio alguno de esa empresa.

El tercer frente es más complejo: 300 años después del naufragio, las mayorías del Congreso de Colombia, hace dos años, aprobaron una extraña ley impulsada por el Gobierno, que autoriza entregarles hasta la mitad de las monedas de oro y plata y los lingotes que puedan encontrarse en el galeón San José –o en cualquier naufragio– a los cazatesoros que intervengan en su rescate.

La Constitución establece que el patrimonio arqueológico de la Nación, como el patrimonio sumergido, es inalienable y pertenece a todos los colombianos. Pero la Ley 1675 permite que las monedas o lingotes no sean considerados patrimonio cultural porque están repetidos. Y como están repetidos, tienen valor comercial y pueden ser entregados a los cazatesoros hasta el 50 por ciento del hallazgo.

Como senador que era en ese momento, tras intenso debate parlamentario, voté en contra de esa ley y fui derrotado. Con el propósito de defender este patrimonio de los colombianos, la demandé ante la Corte Constitucional. En escrito separado, los senadores Carlos Baena y Manuel Virgüez presentaron otra demanda.

Académicos expertos en el tema aportaron argumentos en contra del criterio de repetición. Julián Sanabria, de la Universidad Nacional, había dicho que “no tiene sentido que se contemple que cierto tipo de bienes, por su condición seriada o su similitud, puedan tener valor de cambio. Estos criterios abren la puerta para que el patrimonio cultural pueda convertirse en una mercancía como cualquier otra...”.

Por su parte, Laura Galeano y Camila Torres, del Externado, pidieron a la Corte tumbar las normas demandadas por mí por cuanto contradicen el deber de la Nación de proteger el patrimonio cultural de la Nación, pues constituyen una política regresiva al excluir de protección ciertas riquezas culturales que están sumergidas.

Sin embargo, mediante sentencias C 553/14 y C572/14, proferidas en los procesos aludidos, la Corte Constitucional, con ponencias de los magistrados Pretelt y Mendoza, dejó con vida el criterio de repetición, aunque concedió la razón a las demandas en algunos asuntos y se inhibió de pronunciarse frente a otros.

Hoy correspondería a un consejo de patrimonio establecer el carácter patrimonial de los hallazgos y la valoración sobre las monedas o lingotes que puedan aparecer. Aún hay una franja de confusión en ese frente. El Congreso debería aprobar otra ley que, dentro del marco de las sentencias, impida que nos despojen de la mitad de nuestros tesoros.

Mientras tanto, urge que el Gobierno revele quiénes son sus socios en la alianza público-privada, y las condiciones de su remuneración. Ojalá desde esta etapa exploratoria no hayan comprometido nuestras riquezas con unos cazatesoros que, mucho más allá de lo que es justo, aspiran a unas desmesuradas y multimillonarias retribuciones. Ya veremos. Esto apenas comienza, y todos debemos ponernos en guardia para que no nos arrebaten lo nuestro.

JUAN LOZANO
@JuanLozano_R

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.