'Yo no pago un centavo en energía': Richard King

'Yo no pago un centavo en energía': Richard King

Habla el director del Solar Decathlon, que busca la mejor propuesta de viviendas sostenibles.

notitle
05 de diciembre 2015 , 07:12 p.m.

Con orgullo, Richard King se pasea entre las 15 viviendas que ocupan la Villa Solar instalada en la Universidad del Valle para el Solar Decathlon. A la vista están las 15 viviendas hechas por grupos académicos que hacen uso de energía solar, además de aprovechar otros factores que influyen en la utilización de energías renovables.

El director general del evento, creado en el 2002, asegura que la construcción de estas viviendas es un factor importante de educación, lo cual le permite a los estudiantes y docentes de 20 universidades de 10 países crear este tipo de viviendas que ya se están comercializando alrededor del mundo, aunque por ahora, solo el uno por ciento de la población mundial hace uso de este tipo de residencias.

King, de 64 años, y su esposa Melissa han compartido una vivienda que hace uso de energía sostenible desde el 2008, lo cual, asegura, ha significado un cambio en sus vidas. Para este hombre, que hace 30 años trabaja en el Departamento de Energía de Estados Unidos, no es disparatada la idea de que estas viviendas son el futuro, y desde ya se pueden palpar en el complejo instalado en Univalle.

Hasta el 15 de este mes, el público podrá apreciar, de manera gratuita, las creaciones de los estudiantes de 9:00 a.m. a 9:00 p.m., para mayor información se puede consultar su página en internet: www.solardecathlon2015.com.co.
Por estos días, en Francia se debate sobre los cambios climáticos alrededor del mundo. Richard King sostiene que las respuestas están en estas 15 viviendas, de las cuales 14 concursarán en esta versión del Decathlon.

¿Cómo surge la iniciativa de crear este evento?

En 1998, con el Departamento de Energía, trabajábamos en estos páneles, pero nos dimos cuenta de que no existía una conexión con el mercado para venderlos. Mucha gente desconocía que las viviendas pudieran funcionar con energía solar. Lo primero que pensamos fue en educar, de ahí se me ocurrió ir a las universidades para orientar a los jóvenes en la construcción de las casas y llegar a la gente. El proceso de educación se enfoca en tres vías: los estudiantes, quienes tienen que desarrollar las propuestas, la gente, que es quien va a hacer uso de estas viviendas y los profesionales, que finalmente deben conocer cómo serán estas casas para trabajar en torno a la energía renovable.

¿Y cómo llega a Cali?

El alcalde Rodrigo Guerrero se dio cuenta del evento en Europa -luego de que ya hemos estado en Asia- entonces es donde tiene contacto con el Departamento de Energía en procura de traerlo a Cali. Alrededor de dos años duraron las conversaciones. Estamos muy felices de estar, por primera vez, en América Latina.

¿Cuánto cuesta un evento de este tipo?

El caso de Cali ha sido de una inversión de 10.000 millones de pesos, pero la verdad es que lo importante del evento es que es gratis para todas las personas y que tienen la oportunidad de aprender.

¿Este tipo de vivienda ya se está comercializando?

Gracias al Solar Decathlon muchos de estos jóvenes venden sus viviendas o crean empresa. Esto no es algo que se está pensando hacia el futuro, esto de verdad está pasando hoy y no lo digo solo por el uso de la energía solar, estamos viendo el uso de otro tipo de energías.

¿Qué tan duradera es esta tecnología?

Estos páneles están diseñados para operar unos 20 años, pero al final siempre están vigentes por 30 años. No hay que invertir en mantenimiento.

¿Qué tan costosas resultan estas viviendas?

Pondré como ejemplo mi casa, que es la típica vivienda norteamericana, grande. En el 2008 invertí alrededor de 25.000 dólares. Hoy, siete años después, se podría decir que el mismo sistema que compré en ese entonces me costaría 6.000 dólares. El problema es que la gente sigue prefiriendo pagar cada mes a una empresa de energía, cuando puede hacer esta inversión, la cual solo tiene un gasto inicial y nunca más se gastará un centavo en otro pago.

¿Cuál es la barrera que existe para acceder a esto?

La gente ve más cómodo pagar cada mes, pero la energía tradicional resulta ser más cara.

¿Qué tal ha sido su vida desde que realizó esa inversión?

Mi esposa y yo diseñamos nuestra propia casa, no hemos pagado un solo centavo por energía. Eso nos cambió la vida completamente. También creamos una forma de que las ventanas puedan captar toda la energía solar posible en invierno. Estamos muy bien desde que entramos en esta tecnología.

¿Cuánto ha crecido el uso de estas viviendas en el mundo?

Por ahora, solo tenemos a un uno por ciento de la población haciendo uso de este tipo de viviendas, muy poco, pero es una industria que cada año crece un 30 por ciento, falta mucho, pero vamos por buen camino.

¿Cuál es el mensaje para la comunidad?

A la gente, que venga y vea que esto es real. En estos momentos, en París (Francia), se está debatiendo para buscar soluciones a los problemas climáticos en el mundo, pero yo les digo que aquí es donde ya se están dando esas soluciones, en Cali está pasando, son los líderes del futuro los que están aquí en este momento.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.