'Creciente malestar en Venezuela les da importancia a parlamentarias'

'Creciente malestar en Venezuela les da importancia a parlamentarias'

El deterioro de la vida de los venezolanos es un factor determinante en los comicios.

notitle
04 de diciembre 2015 , 09:01 p.m.

Las elecciones legislativas de este domingo serán una oportunidad para que los venezolanos manifiesten su posición frente a la actual crisis económica. Así lo aseguró en diálogo con EL TIEMPO el politólogo John Magdaleno, quien afirmó que es muy difícil revertir la tendencia, según la cual la oposición le ganaría al oficialismo.

¿Por qué son importantes las elecciones legislativas?

Por varias razones. Lo primero es que se trata de la primera elección que se celebra en los últimos dos años. Segundo, porque el clima y el desempeño económico de Venezuela, especialmente desde hace dos años y medio, han estado caracterizados por un deterioro elevado de las condiciones de vida de los venezolanos.

El año pasado se registró un decrecimiento, reconocido por el Banco Central de Venezuela, de menos de 4 por ciento del PIB. Para este año se estima que el decrecimiento puede rondar entre menos 8 y 10 por ciento del PIB.

Esa recesión ha estado acompañada por una caída de la producción nacional, que ha estimulado los altísimos niveles de escasez que se están registrando.

Y hay una variable muy importante que permite caracterizar bien la gravedad de las circunstancias económicas que vive el país: la inflación.

Las tasas de inflación en Venezuela vienen siendo durante los últimos tres años las más altas del mundo. En el 2013 fue del 56 por ciento. El año pasado fue del 69 por ciento. Este año se estiman tasas de inflación que pueden oscilar entre el 170 y el 200 por ciento. Eso ha conducido a un proceso aceleradísimo de empobrecimiento de los venezolanos. Así que este cuadro económico ha configurado un escenario de opinión de creciente malestar, que hace que las parlamentarias cobren importancia crítica para los electores. Además, quizá ha habido un aprendizaje acerca de la necesidad de que haya contrapesos institucionales frente al Poder Ejecutivo.

Se ha dicho que el 6-D será una especie de plebiscito. ¿Qué significaría una derrota del chavismo?

Una derrota del chavismo no significaría exactamente un plebiscito, pero sí daría una idea de la correlación de fuerzas en la actualidad. Sería una manifestación frente al desempeño que ha exhibido el Gobierno en materia de política económica.

Y, desde luego, sería una medida de los respaldos de los que gozan algunas de las instituciones más importantes del sistema, entre ellos el Ejecutivo nacional. Además, una eventual derrota del chavismo sí podría ser interpretada como una demanda de cambio, específicamente en política económica.

El chavismo recortó la brecha con la oposición en la intención de voto. ¿Es probable reducirla más?

Una brecha de 20 a 25 puntos porcentuales en intención de voto, a favor de la oposición, no se registraba desde el 2003. Difícilmente puede ser revertida en tan poco tiempo, especialmente en un contexto de recesión económica, con escasez aguda, con altas tasas de inflación, y con un empobrecimiento acelerado.

¿Qué cambia si la oposición gana en Venezuela?

En primer término, sería la primera vez en 17 años que la oposición obtendría el control de un poder público nacional, especialmente uno de la significación del Parlamento, que puede ejercer contrapeso respecto del Ejecutivo y el resto de los poderes públicos.

Una mayoría simple, que es lo más probable hasta ahora, podría aprobar leyes ordinarias, derogar las existentes o reformar las ordinarias, no las orgánicas, que requieren dos tercios.

En el caso de que la mayoría obtenga la mayoría parlamentaria, habría un contrapeso respecto al desempeño nacional y el resto de los poderes; habría una fiscalización del gasto público. Y, en general, un seguimiento y una mayor gestión que la que ha habido hasta ahora, en virtud de que el Parlamento le ha entregado tanto al presidente Chávez como al presidente Maduro, varias leyes habilitantes.

¿La oposición podría ganar los 2/3 de los escaños?

Los estudios de los circuitos sugieren probabilidades, desde luego. Lo que sugieren es que la oposición, además de tener la primera probabilidad de triunfo en términos de la votación nacional, tiene la primera probabilidad de triunfo en términos de los escaños.

¿Por qué se dice eso? Porque la oposición ha avanzado en circuitos históricamente chavistas; porque retiene la casi totalidad de los circuitos que ganó en las parlamentarias del 2010, y porque, en efecto, ya se registran brechas superiores en algunos de los casos.

¿Una victoria de la oposición abriría la puerta a la libertad de los presos políticos?

En mi opinión, podría abrir esa ventana de oportunidad, pero me temo que, en el caso de una victoria de la oposición, en términos de escaños podría conducir a una disputa entre las instituciones públicas más importantes. Por ejemplo, entre el Parlamento y el Ejecutivo, o entre el Parlamento y el Poder Judicial.

¿Sería posible que el Gobierno intente prescindir del Legislativo para gobernar?

El Ejecutivo estaría tentado a intentar neutralizar el poder del Parlamento, su capacidad de influencia. Estaría tentado a procurar que las facultades que establece la Constitución sean disminuidas por otros poderes públicos, como por ejemplo el Tribunal Supremo de Justicia.

SANDRA RAMÍREZ CARREÑO
Redacción Internacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.