Los consejos para vivir un especial Día de las velitas

Los consejos para vivir un especial Día de las velitas

Durante la celebración de este 7 de diciembre, faroles de diferentes diseños llenan los rincones.

notitle
04 de diciembre 2015 , 05:32 p.m.

En las calles se encienden centenares de velas, que alumbran los barrios. Los juegos pirotécnicos explotan en el cielo, creando una lluvia de colores. Todo esto, durante la noche del 7 y la madrugada del 8 de diciembre, tiempo en el que los colombianos le dan la bienvenida oficial a la Navidad con el tradicional día de las velitas (o noche), llenando las casas y aceras con pequeñas llamas.

Esta tradición, por la que las familias se reúnen para llenar sus faroles de luz, tiene un sentido totalmente religioso. Se remonta a 1854, cuando el papa de la época, Pío IX, decidió proclamar el dogma de la Inmaculada Concepción de María, el 8 de diciembre.

Fray Juan Pablo Martínez, sacerdote agustino recoleto, cuenta que, según la historia, la noche del 7 de diciembre peregrinos de todo el mundo caminaron hasta Roma llevando velas encendidas, y permanecieron en la plaza de San Pedro para esperar la proclamación del dogma.

“Desde ahí se asumió que cada año, en esa fecha, se celebraría la víspera de la Concepción para seguir honrando a María con la luz que también representa su pureza”, relata.

Aunque hay muchos significados dentro de esta celebración, en nuestro país el ritual acostumbrado consiste en prender una vela y hacer una oración de petición y una acción de gracia a la Virgen María.

“Iluminamos todas las calles para recordar la grandeza de María, y la luz de salvación que conservó en su vientre con el nacimiento de Jesús”, agrega Juan Manuel Garzón, postulante agustino recoleto.

Para las familias colombianas, el día de las velitas se ha convertido en una fecha especial, muy apropiada para compartir e incluso dejar volar la imaginación.

Desde materiales reciclables hasta estructuras elaboradas sirven para encender una vela que aumente el espíritu navideño.

Cada año, faroles colgantes o de piso, de papel o madera, con los diseños más curiosos, continúan la tradición de llenar de calor los hogares.

Su propio farol, en casa

Los faroles pueden usarse no solo para encender el día de las velitas, también pueden permanecer el resto del mes como una adorno navideño complementario.

Expertos en decoración de Homecenter nos enseñan cómo hacer una torre de faroles para decorar el jardín o la entrada.

Materiales:
- 3 cuadrados de MDF de 9 milímetros, de 30 centímetros y dos de 3 mm, de 20 cm.
- 1 listón de madera.
- 4 ganchos para perchero de madera, con sus bases.
- Pegamento, guirnalda.
- 3 faroles metálicos negros y pintura de colores.

1. Aplique pegamento para madera en una de las caras de los cuadros pequeños y péguelos en el centro de los más grandes. Una vez estén secos, asegúrelos con el destornillador y tornillos en cada extremo del listón.

2. Pegue un par de ganchos de madera con una capa de pegamento y deje secar muy bien.

3. Pinte el listón con dos capas de pintura negra, y la base y el soporte superior con roja; deje secar entre cada capa.

4. Envuelva la guirnalda alrededor del listón y ubique los faroles en cada gancho de madera. Finalice la decoración con los copos de nieve distribuidos a lo largo del listón.

VANESA CARDÓNA
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.