¿Quién pone en cintura a los malos ciclistas?

¿Quién pone en cintura a los malos ciclistas?

Entre el 1.° de enero del 2014 y el 1.° de julio del 2015 se registraron 24.689 comparendos.

notitle
04 de diciembre 2015 , 03:53 p.m.

Aunque los usuarios de bicicletas son blanco de las malas prácticas y omisión de la ley por parte de los conductores de vehículos, y se cuentan entre las principales víctimas de incidentes en la calle, la ciudadanía también se ha venido quejando de su mal comportamiento en vías intermunicipales y hasta en las ciclorrutas.

Entre el 1.° de enero del 2014 y el 1.° de julio del 2015, existe en la Secretaría de Movilidad un registro de 24.698 comparendos impuestos a los usuarios de la bicicleta como medio de transporte. La mayoría no cumple con las disposiciones del Código Nacional de Tránsito, circulan por zonas prohibidas, no respetan semáforos o no portan los dispositivos luminosos requeridos por la ley.

“A mí ya me da miedo cruzar la ciclorruta de la avenida 19 con calle 151 porque los ciclistas pasan a toda velocidad, ni siquiera miran que uno está cruzando la calle. Cuando paran ya están encima de uno”, dijo Marina López, residente de barrio Capri.

Ni hablar de los ciclistas que practican en la vía a La Calera. Los ciudadanos han venido manifestando que, en ocasiones, circulan de a 4 en una misma línea, poniendo en riesgo su vida y haciendo colapsar la circulación de los vehículos.

“Está bien que hagan deporte, pero no que se tomen todo el carril. Uno les pita y son groseros. Uno es el malo siempre por ir en carro”, dijo Claudia Lopera, residente de La Calera. Lo mismo se ha reportado en la carrera 7.ª. Para subir al centro histórico de Usaquén muchos terminan encima de los carros por ir a toda velocidad y sin mirar.

“Una vez una muchacha quedó encima de mi carro por voltear a toda velocidad por la vía en donde está el Carulla. Menos mal no le pasó nada, pero se alcanzó a raspar. Lo malo es que si le pasa algo grave uno termina pagando”, contó Marco Medina.

Pero, en general, es una situación que se presenta en toda la ciudad. Esto preocupa a las autoridades, pues cada vez hay una mayor tendencia de los bogotanos a desplazarse en bicicleta. Según la Encuesta de Movilidad 2011, el número de viajes que se realizaban en la capital para ese año era de 441.135 en un día típico, los cuales correspondieron al 3,8 por ciento del total de viajes realizados en la ciudad, pero para el 2014 la proyección fue que el número de viajes se incrementaría a 670.910.

Hoy existen 440 kilómetros de ciclorruta, que se han quedado cortos, porque la demanda de este medio de transporte para asuntos laborales, buscar trabajo, salir a comer, ir de compras, estudiar, entre otros, es cada vez mayor. “El problema es que las ciclorrutas y los bicicarriles se encuentran en muy mal estado o son peligrosos para los usuarios de bicicletas. No están conectados y están sin semaforización”, dijo Ricardo Montezuma, director de Fundación Ciudad Humana.

Lo cierto es que, con buenas o malas vías, los biciusuarios deben cumplir con todas las medidas de seguridad para proteger su vida y la de los demás.

En cuanto a la velocidad, los ciclistas deben respetar las señales, normas de tránsito y límites de velocidad expuestos en el sector por donde se movilicen, pero no hay claridad de a qué velocidad deben transitar. Por ejemplo, en las ciclorrutas, la ley solo establece que está prohibido circular por los andenes o aceras, o puentes de uso exclusivo para los peatones.

¿Qué medidas de seguridad son obligatorias?

Según la Ley 762 del 2002, del Código Nacional de Tránsito, los ciclistas deben cumplir con las siguientes disposiciones:

-Transitar por la derecha de las vías a distancia no mayor de un metro de la acera u orilla y nunca utilizar las vías exclusivas para servicio público colectivo.

-Los conductores y sus acompañantes deben vestir chalecos o chaquetas reflectivas de identificación visibles cuando se conduzca entre las 6 p. m y las 6 a. m. horas del día siguiente, y siempre que la visibilidad sea escasa.

-Los conductores que transiten en grupo lo harán uno detrás de otro.

-No deben sujetarse de otro vehículo o viajar cerca de otro carruaje de mayor tamaño que los oculte de la vista de los conductores que transiten en sentido contrario.

-No deben transitar sobre las aceras, lugares destinados al tránsito de peatones ni por aquellas vías en donde las autoridades competentes lo prohíban. Deben conducir en las vías públicas permitidas o en aquellas especialmente diseñadas para ello.

-Deben respetar las señales, normas de tránsito y límites de velocidad.

-No deben adelantar a otros vehículos por la derecha o entre vehículos que transiten por sus respectivos carriles.

-Siempre utilizarán el carril libre a la izquierda del vehículo por sobrepasar.

-Conductores y acompañantes deberán utilizar casco de seguridad. La no utilización del mismo dará lugar a la inmovilización del vehículo.

-No podrán llevar acompañante excepto mediante el uso de dispositivos diseñados especialmente para ello, ni transportar objetos que disminuyan la visibilidad o que los incomoden en la conducción.

-Cuando circulen en horas nocturnas, deben llevar dispositivos en la parte delantera que proyecten luz blanca, y en la parte trasera, que emitan luz roja.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO
*Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.