Nuevo altercado entre comerciantes e inversionistas del Mediterráneo

Nuevo altercado entre comerciantes e inversionistas del Mediterráneo

Esta vez fue por una perforación en el parqueadero del centro comercial.

notitle
03 de diciembre 2015 , 07:11 p.m.

Encadenarse a un camión fue la primera reacción que tuvo James Parra para impedir que un grupo de obreros, con los equipos que traían en el vehículo, perforara el parqueadero del centro comercial Mediterráneo, en el que montó una papelería desde hace 10 años con el subsidio que le dio el Gobierno Nacional por ser desplazado.

Parra tuvo que salir hace una década de Tauramena, en el suroccidente de Casanare, desplazado por la guerrilla de las Farc. Años antes el hombre, que hoy tiene 34 años, había abandonado por falta de oportunidades al municipio de Cisneros, en el nordeste de Antioquia, para trabajar con ganado en los llanos orientales, pero la violencia acabó sus proyectos y debió regresar a departamento de origen.

En Medellín montó la papelería Khronos junto a su familia, ocho personas dependen de ese negocio que podría tener los días contados, pues ese pasaje comercial fue comprado por una firma española a la que le urge que el lugar esté vacío.

Los inversionistas construirán allí dos torres médicas con locales comerciales y cines. Es una renovación a la que no se oponen los 16 comerciantes que faltan por salir del Mediterráneo, pero piden que se respeten los contratos de arriendo que tienen hasta 2017 o que haya una negociación justa para dejar el lugar y no interferir con la obra.

Parra, atado al camión con una cadena que le rodeaba al cuello, pidió que se respeten sus derechos.

“Tuve que hacer esto para evitar que siguieran bajando material, quieren construir como si no estuviéramos aquí y no nos han ofrecido nada por sacarnos intempestivamente. Esa gente no quiere negociar y nosotros tenemos contratos de arriendo hasta 2017”, contó el comerciante.

La perforación del parqueadero era para hacer estudios de suelo, aunque el proyecto aún no tiene permiso de una curaduría. Y no es la única acción de hecho que se ha registrado en el lugar: en días pasados los constructores españoles destruyeron techos, pisos, jardineras y zonas de comida del centro comercial, como lo confirmó Weimar Velásquez, el curador 11 A de la Policía.

“Hay una querella en proceso interpuesta por los comerciantes. Estamos en el trámite, pendientes del peritaje. Luego vendrá un periodo probatorio y finalmente saldrá el fallo, pero eso ya será el próximo año”, explicó Velásquez.

Sin embargo, en caso de salir a favor de los comerciantes, el fallo sólo obligaría a los inversionistas españoles a restituir los espacios a su estado natural y prohibiría otras demoliciones como las que se han hecho durante este año hasta que no haya una licencia de curaduría.

Finalmente, el camión con los equipos de demolición fue retirado después de las cuatro de la tarde y los comerciantes esperan que en el trascurso de este viernes 4 de diciembre los inversionistas españoles asistan a una reunión en el Mediterráneo para llegar a un acuerdo justo para su salida.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.