Identifican a pareja como presuntos autores de tiroteo en California

Identifican a pareja como presuntos autores de tiroteo en California

La matanza en San Bernardino dejó 14 civiles muertos y dos sospechosos abatidos.

notitle
03 de diciembre 2015 , 12:27 a.m.

La Policía de San Bernardino (Estados Unidos) identificó este jueves a un hombre y una mujer que mantenían una relación sentimental y que fueron abatidos por las autoridades como presuntos autores del tiroteo que dejó 14 muertos y 17 heridos.

En una rueda de prensa, el jefe de Policía de la ciudad californiana de San Bernardino, Jarrod Burguan, identificó a los sospechosos como Syed Farook, hombre, de 28 años y nacionalidad estadounidense, y a Tashfeen Malik, mujer, de 27 años y nacionalidad desconocida.

Ambos fueron muertos por la Policía horas después del tiroteo tras una persecución que dejó como resultado una ciudad sitiada, con accesos por carretera cortados a cal y canto y una presencia policial masiva, incluidos helicópteros de vigilancia sobrevolando la zona de forma constante.

Burguan explicó que Farook era un empleado del condado que trabajaba en el edificio donde tuvo lugar la matanza y que el miércoles acudió a la fiesta que allí se celebraba con motivo de la Navidad, pero que abandonó el lugar "enfadado" para regresar después con su pareja y armado para perpetrar el tiroteo.

El sospechoso había trabajado durante cinco años como especialista en medioambiente para el condado de San Bernardino en el Inland Regional Center, un centro de ayuda para discapacitados donde tuvo lugar el tiroteo.

El jefe de Policía explicó que la investigación los llevó hasta una casa en la localidad de Redlands (anexa a San Bernardino), en la que divisaron un vehículo sospechoso y se inició una persecución que terminó con Farook y Malik (las dos personas que viajaban en el coche) muertos y con un policía herido.

El agente no corre peligro, según las autoridades. El hospital Loma Linda Medical informó que dos personas están en estado crítico, sin detallar cómo se encuentran el resto de los heridos. Alrededor de una veintena de agentes participaron en el tiroteo contra los dos sospechosos.

Aunque en un primer momento se habló de la posibilidad de que hubiese un tercer atacante –una persona fue detenida en el lugar del tiroteo–, la investigación se centra ahora en la hipótesis de que Farook y Malik fueron los únicos responsables de la matanza.

Las autoridades indicaron que por el momento desconocen el móvil del crimen, aunque aseguraron que existía planificación y que no se trató de algo espontáneo, por lo que no descartaron motivaciones terroristas. Los sospechosos irrumpieron en el edificio armados con rifles de asalto de calibre .223 y pistolas, y en el Inland Regional Center fueron hallados tres artefactos explosivos.

Los hechos comenzaron a las 11 a. m. (hora local), cuando se dieron los primeros avisos de un tiroteo. Cientos de personas fueron evacuadas del edificio atacado, muchas de ellas saliendo en fila y con las manos en alto, y trasladadas a lugares seguros. Los individuos que irrumpieron en el centro estaban equipados con "armas largas" y vestuario militar, precisaron las autoridades. "Vinieron preparados e hicieron lo que hicieron como si estuvieran en una misión", dijo Burguan, quien detalló que los sospechosos habrían huido en un vehículo de color oscuro.

Más adelante, por la tarde, los investigadores localizaron una vivienda en la cercana población de Redlands, de la que salió un vehículo también oscuro y aparentemente vinculado al tiroteo, lo que desembocó en una persecución y un posterior tiroteo entre los sospechosos y la policía en una urbanización.

En este tiroteo murieron un hombre y una mujer que vestían "ropa de asalto" y portaban fusiles y granadas, mientras que un agente resultó herido. Tras ese intercambio de disparos, la Policía desplegó un dispositivo especial de vigilancia y estableció un perímetro de seguridad en Redlands para rastrear casa por casa hasta que se determinó que la zona era segura.

Barguan añadió que continúa la investigación en el centro de asistencia a discapacitados, donde se encontró lo que "se cree puede ser un dispositivo explosivo", por lo que aseguró que las indagaciones en este sentido proseguirán "con cautela". El suceso de San Bernardino es el tiroteo con más muertos en EE. UU. desde la matanza en 2012 de la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde murieron asesinados a tiros 20 niños y 6 mujeres.

En este sentido, el presidente de EE. UU., Barack Obama, urgió hoy a acabar con la "pauta" que convierte a los tiroteos masivos en algo que ocurre de forma "normal" en el país, ya que esta situación "no tiene ningún paralelo en ningún sitio del mundo". Por su parte, el alcalde de San Bernardino, R. Carey Davis, emitió un comunicado en el que afirmó que la ciudad había sufrido una "severa pérdida" y "un severo 'shock' ".

Familiar de sospechoso condena el tiroteo

Un familiar del sospechoso abatido tras el tiroteo que dejó 14 muertos en San Bernardino, al este de Los Ángeles, condenó este miércoles los hechos y dijo desconocer qué le motivó a perpetrar la masacre. "No puedo expresar lo triste que estoy por lo que ha pasado hoy (miércoles)", aseguró Farhan Khan, cuñado de Syed Farook, durante una rueda de prensa en la sede del Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas (CAIR) en Anaheim, al sur de Los Ángeles. "No tengo ni idea de por qué lo hizo, absolutamente ni idea, estoy en 'shock' ", afirmó Khan, visiblemente abatido.

"Estoy muy triste por la gente que ha perdido la vida y por las víctimas. Espero que se recuperen pronto", agregó Khan, quien habló por última vez con su cuñado hace una semana. El director ejecutivo de CAIR, Hussam Ayloush, también condenó el tiroteo, que calificó de "acto terrible". "Nos solidarizamos con nuestros compatriotas estadounidenses, a quienes ofrecemos nuestras condolencias.

"Absolutamente nada puede justificar esto", señaló. La masacre de San Bernardino ocurre apenas cinco días después de que tres personas fallecieran y otras nueve resultaran heridas en un tiroteo perpetrado en una clínica de planificación familiar de Colorado, en el oeste del país.

EFE Y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.