Supérate con el Saber distinguió a los mejores estudiantes del país

Supérate con el Saber distinguió a los mejores estudiantes del país

Los alumnos más 'pilos' de Colombia fueron premiados este sábado por la ministra de Educación.

notitle
02 de diciembre 2015 , 08:54 p.m.

Niños y niñas de toda Colombia se reunieron el sábado 28 de noviembre por la mañana en Corferias, acompañados por familiares, maestros y rectores. De los 50 finalistas, varios tuvieron que trasladarse a Bogotá desde sus lugares de origen (algunos de ellos por primera vez) para disputar los 15 primeros puestos del país en las pruebas Supérate con el Saber 2.0.

Asistieron representantes de lugares tan apartados de la capital como Riohacha y Leticia. Para unos fue su primera vez en avión, al igual que para ciertos padres. Una de las mamás, quien viajó desde Ipiales, estaba feliz: “Gracias a mi hija tuve ese premio de subirme a un avión”. Así empezó la jornada, que a pesar del nerviosismo de quienes iban a presentar las pruebas, también fue un momento en el que compartieron el orgullo de estar allí.

Los candidatos

Ariana Figueroa, una niña interesada por la genética y que toca piano desde hace 6 años, fue la única estudiante de San Andrés que quedó entre las finalistas. Su fluidez al hablar contrastaba con sus 10 años de edad. Para ella “fue algo increíble ser la única que vino de la isla”, y la tomó por sorpresa haberse destacado entre “tantos niños”. Al igual que a muchos, para Ariana el haber llegado hasta este punto la hizo sentir ganadora y motivada a seguir estudiando: “Esta es una experiencia muy grande, espero obtener un mayor conocimiento gracias a las pruebas y no vivir esto por última vez, sino muchas veces más”.

Eusebio Olivero Tejeda, también de 10 años, es uno de los dos únicos candidatos del Cesar que quedaron como finalistas. Llegó al evento con su mamá y con el rector de su colegio. Mantuvo una serenidad pasmosa en todo momento porque estaba seguro de que le iría muy bien, pues es “muy bueno en matemáticas” y por eso quiere estudiar cartografía. Dijo además que “las preguntas son más fáciles porque se presentan por computador”.

Las pruebas

El escenario parecía cualquier cosa menos un salón de examen. Todo empezó con la llegada de un carrito de mercado lleno de computadores. Cada uno de los 50 finalistas recibió uno de regalo como recompensa a la superación de obstáculos y a las muchas horas de estudio. Y es que los 50 finalistas lograron destacarse entre más de 600.000 estudiantes de más de 900 municipios y cerca de 7.000 colegios. Los primeros en presentar las pruebas fueron los niños de tercero y quinto. Antes de pasar al recinto, que parecía una escena en el espacio, como en un parque de diversiones, bailaron al son del grupo ChocQuibTown, lo que elevó aún más los ánimos de los asistentes.

La ministra de Educación, Gina Parody, resaltó la universalidad de este ejercicio porque permite que niños, niñas y jóvenes de todo el país tengan las mismas oportunidades de concursar. Esto fue posible gracias a que, este año, las pruebas tuvieron dos variaciones: la primera fue tener la posibilidad de presentarlas fuera de línea, al existir numerosos rincones del país que no tienen internet o donde la conectividad es limitada. La segunda modificación fue ampliar el número de eliminatorias, pasando de una a cinco. Así, la participación fue mucho mayor este año. Por otro lado, la Ministra manifestó que las pruebas son fundamentales, dado que permiten hacer un seguimiento a la calidad de los estudiantes, maestros, colegios y, sobretodo, de la gestión efectiva del Ministerio.

Los maestros y rectores también fueron reconocidos. “Cada niño y niña que está acá es porque tuvo un profesor, un rector y un colegio que no lo dejó solo”, afirmó la ministra Parody, quien les comunicó que por su labor habían sido ganadores de bibliotecas escolares para sus instituciones educativas. “Quien tiene el hábito de la lectura tiene cuatro veces menos posibilidades de desertar del colegio”, explicó.

Los alumnos de noveno y once pasaron después de los más pequeños. Mientras lo hacían, dentro del salón espacial insonorizado, los adultos hicieron el ejercicio de contestar las mismas preguntas que sus hijos y pupilos, en la parte de afuera. Algunos estaban mucho más nerviosos que los estudiantes.

Los ganadores

Jhoan Alexis Lizcano, de la Institución Educativa Colegio Juan Cristóbal Martínez de la Secretaría de Educación de Girón (Santander), fue uno de los alumnos reconocidos de grado once.

Según su maestra Adriana Vargas, “Jhoan es un niño muy activo en clase, muy participativo y es excelente en matemáticas. Su talento nace con él, es muy piloso, muy analítico, critica mucho y es muy lógico. Cuando desarrollamos ejercicios no necesita leer mucho el enunciado”.

Este ‘pilo’, quien quiere estudiar física pura cuando se gradúe del colegio, ha sido la única persona en toda la historia de las pruebas en responder las 100 preguntas de la semifinal correctamente. No quedó primero por cuestión de tiempo, pero es el único caso de esta naturaleza que se ha presentado. “Él no se sintió mal, al contrario, estaba seguro de que iba a ser uno de los ‘pilos’ que viajaría a Bogotá a la gran final nacional”, sostiene Vargas. Y lo logró.

A su padre, quien se desempeña como mecánico automotor en Girón, lo invade el orgullo cuando habla de su hijo mayor. Dice que en realidad no le sorprendió el resultado, porque él “estaba 100 por ciento seguro de que se iba a ganar la beca”. Afirmó que, desde pequeño, Jhoan siempre sobresalió frente a los demás compañeros y que nunca necesitó ayuda en las tareas o trabajos del colegio.

Ahora quiere estudiar física en el exterior, en la mejor universidad. Con su experiencia quiere motivar a otros a hacer lo mismo: “Yo no sabía cuáles iban a ser los premios, pero cuando me enteré de que eran tan buenos y que podía ganarme una beca empecé a estudiar y a estudiar. Sí se puede”, sostuvo Jhoan.

Los premios

Los premios incluyen bonos de compras por un millón de pesos, excursiones pedagógicas y uniformes de la Selección Colombia. En el caso de Jhoan, por ser de grado 11, él recibirá los mismos beneficios del programa Ser Pilo Paga y una asesoría para postularse a las 10 mejores universidades del mundo según el escalafón de Shanghái. Si logra ser aceptado, el Gobierno Nacional le financia la totalidad de la carrera.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.