Las violencias de género

Las violencias de género

De las violencias contra las mujeres hay que hablar. Denunciarlas es un camino para eliminarlas.

notitle
01 de diciembre 2015 , 06:08 p. m.

Jineth Bedoya con su lema ‘No es hora de callar’, Alejandra Borrero con ‘Ni con el pétalo de una rosa’, Natalia Ponce de León y su descomunal fuerza para seguir luchando, Adriana Cely con la voz de Rosa Elvira –porque ella no tuvo tiempo para gritar su dolor ante tanta tortura y su atroz muerte, dos o tres días después de haber sido empalada en nuestro parque Nacional hace ya más de tres años–, entre tantas otras mujeres que no alcanzaría a nombrar, han permitido que este pasado mes de noviembre no se asemeje a ningún otro.

Semanas de activismos en contra de este flagelo acaban de tener lugar en múltiples ciudades y municipios del país. También están los hombres, algunos, que poco a poco están aprendiendo a decir “no más violencia contra las mujeres, no en nuestros nombres”, y no solo del país, sino del mundo. Y hoy, para nosotras, mujeres colombianas, el 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, está tomando una particular importancia por su resonancia emblemática para el Estado colombiano y sus compromisos ante el porvenir de una paz posible.

Y sí, de las violencias contra las mujeres hay que hablar. Porque, en primer lugar, denunciarlas es un camino para eliminarlas. Y nombrándolas, las visibilizamos. A propósito, cuando llegué a Colombia, hace ya casi 50 años, nadie hablaba de ese intolerable social, nadie tenía la manera de nombrarlo y ni siquiera existía la expresión “violencia intrafamiliar”, con la creencia de que lo que pasaba en la familia se tenía que quedar en la familia. No había cifras o, si ya existían algunas, se mantenían bien ocultas. Y allí sí, todos, todas y el mismo Estado tenemos que reconocer que fueron las mujeres feministas, y en sus incesantes y diversas luchas, quienes lograron visibilizar no solo ese hecho, sino que aportaron las primeras explicaciones y aún tímidamente las primeras exigencias de tratados y legislaciones de los organismos internacionales y de los Estados.

El espacio me da hoy solo para nombrar dos de los aportes más contundentes de las feministas que están permitiendo deslegitimar y desnaturalizar tantas violencias ocultas que han tenido que soportar las mujeres del mundo, por nacer con ese cuerpo sexuado, lugar de tantos peligros animados por la moral patriarcal.

Uno, el develamiento de las violencias que ocurren en el seno del hogar: las feministas lograron argumentar claramente que lo privado era también profundamente político. Ese hecho permitió descubrir estas múltiples violencias, tanto físicas como psicológicas y sexuales, que se ejercen como un poder sobre los cuerpos y las mentes de mujeres, niñas y adolescentes. Es en ese sentido en el que las feministas de todos los pueblos del mundo han luchado por devolver su cuerpo a las mujeres. Ese cuerpo expropiado, confiscado y víctima de abuso durante siglos, lugar por excelencia del poder patriarcal. Y dos, paralelamente a estos aportes, y en muchos países, estamos aprendiendo a ejercer nuestra ciudadanía, a exigir nuestros derechos y a realizar el valor de la justicia de género. Hemos incidido en la adopción de normas y leyes que hoy reconocen la violencia contra las mujeres como un delito. Leyes que, como conquistas duramente conseguidas, ojalá no se queden en el papel y logren volver las violencias contra las mujeres un intolerable social.

Y para solo nombrar las que tienen que ver con ese mes de la no violencia contra las mujeres, tenemos la Ley 1257 del 2008, la Ley 1761 del 2015, llamada también ley Rosa Elvira Cely o de feminicidio, y en estos días esperamos la ratificación de la ley contra los ataques con agentes químicos o ácido.


Florence Thomas
*Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.