¿Fantasmas rondan el depósito de armas decomisadas por la Policía?

¿Fantasmas rondan el depósito de armas decomisadas por la Policía?

Las cámaras de seguridad detectan ruidos y movimientos extraños en el armerillo de la institución.

notitle
30 de noviembre 2015 , 10:36 p. m.

Las luces se prenden solas en horas de la noche y las cámaras con sensores de movimiento se activan. Hay ruidos y movimientos inesperados en el lugar, pero al ingresar solo se encuentran armas moviéndose.

Allí, en el armerillo ubicado en el Comando de la Policía Metropolitana de Bogotá, donde antes hubo calabozos del desaparecido F-2, se guardan 1.133 pistolas, fusiles, revólveres, entre otros, manchados de sangre y que, según el sargento Luis Sánchez, emiten energía negativa.

“Acababamos de recibir el arma y la colocamos en un sitio, cuando fuimos a verificar el número, ya nos la habían quitado de ahí”, dijo el sargento sobre una de las veces que sintió que algo paranormal ocurría.

El lugar es frío y tiene un olor particular. Afirma el uniformado Sánchez que siempre se escuchan voces y si bien algunos explican que puede ser el viento, se trata de una bóveda cerrada.

Las armas almacenadas en el lugar no se pueden destruir, pues hacen parte del material probatorio en contra de criminales y asesinos que están tras las rejas. Por eso, para los policías que custodian el armerillo, lo más fácil es aprender a convivir con las cosas raras que allí suceden.

CITYNOTICIAS consultó al experto en manifestaciones paranormales Edwin Robles, quién dijo que los hechos que se han presentado en el armerillo de la Policía sí tienen que ver con apariciones de otro mundo, pero que no es un fantasma, sino varias almas en pena, víctimas de los asesinatos cometidos con las armas que se guardan en el sótano de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Robles, con 35 años de experiencia, quiso cazar a estos fantasmas. “Lo voy a hacer de una manera muy sencilla: si yo le pregunto algo a la entidad y esa entidad me contesta afirmativamente, las varas se van a abrir; si la entidad contesta negativamente, las varas se cruzan”, explicó sobre el ejercicio que hizo delante de las cámaras de CITYNOTICIAS.

Al realizar el experimento y con preguntas como “¿hay alguien en este recinto? ¿estás penando?”, las varas se abrieron, situación que confirmó Robles. “Sí hay una carga aquí y me acaba de contestar. No la logro identificar, pero al parecer son muchísimas entidades”.

Mientras se trata de encontrar una respuesta a estos fenómenos, los uniformados colocan monedas y vasos con agua como ofrenda para las almas en pena.

CITYNOTICIAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.