Cumbre de París comienza con buen clima entre potencias para acuerdo

Cumbre de París comienza con buen clima entre potencias para acuerdo

Líderes del mundo coinciden en la necesidad de implementar acciones para reducir emisiones de gases.

notitle
30 de noviembre 2015 , 09:09 p. m.

Con fuertes pronunciamientos y la presencia de 150 mandatarios, se dio inicio este lunes, en París (Francia), a dos semanas de intensas negociaciones sobre el futuro del clima en el mundo y que se desarrollarán en el marco de la Cumbre de Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP21), que promete ser la cita histórica para que la humanidad actúe ante el aumento de la temperatura de la Tierra. (Lea también: Vocabulario para entender la cumbre sobre el cambio climático de París

Sin embargo, los emotivos discursos fueron considerados “poco sorpresivos” por los analistas internacionales, que, aunque esperan que se logre un acuerdo global, no ven claro qué tan obligatorio será para los países y de dónde provendrán los recursos para financiar las acciones de adaptación. Los alcances del acuerdo solo se conocerán el 11 de diciembre.

La principal meta de la cumbre en Francia es lograr que la temperatura del mundo no exceda los dos grados centígrados para finales del siglo. (Además: 'Nunca estuvo en juego algo tan importante: el futuro de la vida')

A pesar de que coincidieron en la relevancia del calentamiento global y de que todos los países presentaron planes nacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los discursos de los líderes del mundo confirmaron la variedad de enfoques entre el mundo desarrollado y los países en desarrollo, y las tensiones que persisten entre los dos lados opuestos del planeta.

En el parque Le Bourget, en el norte de París, donde los organizadores montaron una pequeña “ciudad verde” de 18 hectáreas, convertida en un búnker por las estrictas medidas de seguridad adoptadas tras los atentados yihadistas en París el 13 de noviembre, los mandatarios intervinieron por cortos lapsos, para referir sus apuestas ante los debates que se avecinan.  (¿Qué discute la cumbre COP 21 de París?)

Al abrir la conferencia, el presidente de Francia, François Hollande, señaló que “nunca estuvo en juego algo tan importante en una reunión internacional, porque se trata del futuro del planeta, del futuro de la vida”.

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero, reconoció el papel de su país en el calentamiento global y su “responsabilidad de hacer algo contra ello”; sin embargo, no fue más allá ni sorprendió con otro tipo de compromisos.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo que los países desarrollados deben estar “a la altura de sus compromisos” financieros, al suministrar 100.000 millones de dólares para el 2020, destinados a financiar proyectos climáticos en los países del sur del hemisferio. Xi pidió que China y Estados Unidos “se asocien para ayudar a que la conferencia climática logre los objetivos esperados”.

De otro lado, Rusia abogó por un acuerdo “jurídicamente vinculante”, que realmente obligue a los países a cumplir su reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por su parte, el primer ministro indio, Narendra Modi, aseguró que “todavía necesitamos las energías convencionales, debemos convertirlas en más limpias, pero no imponer el fin de su utilización”.

Por el lado de la región, Dilma Rousseff, de Brasil, insistió en que “las diferencias entre los países no deben minar nuestros objetivos”, y la presidente chilena, Michelle Bachelet, defendió la idea de “justicia ambiental”, mientras que Evo Morales, de Bolivia, arremetió contra el capitalismo asegurando que si el mundo sigue en ese modelo económico, “estamos condenados a desaparecer”.

Los analistas, precisamente, esperaban las declaraciones de los líderes del mundo al comienzo de la cumbre, pues eso da una señal de qué esperar del acuerdo final. Para Manuel Rodríguez, exministro de Ambiente y experto en negociaciones climáticas, la jornada de discursos fue predecible porque cada país se limitó a contar su contribución nacional, conocidas como los INDC, que son planes independientes sobre cómo cada nación actuará ante el cambio climático. ('Somos especialmente vulnerables frente al cambio climático': Santos)

“Con estas declaraciones se puede interpretar que habrá un acuerdo, pero blando”, agrega el investigador de la Universidad de los Andes.

La financiación para desarrollar energías renovables y poner en marcha medidas de adaptación al nuevo clima, así como saber qué tan vinculante será el acuerdo, son los temas que seguirán siendo los focos en la mesa de negociaciones.

“Mientras no haya un mecanismo que obligue a los países a cumplir sus metas o los sancione por no hacerlo, estamos tratando solo de buena voluntad”, explica Ómar Darío Cardona, investigador en cambio climático del Instituto de Estudios Ambientales de Manizales, de la Universidad Nacional.

De hecho, para el experto, la propuesta de Rafael Correa, presidente de Ecuador, de crear una “corte internacional de justicia ambiental”, para sancionar los “atentados” contra la naturaleza, es una iniciativa interesante pero que tendrá poca acogida.

Tradicionalmente, Estados Unidos ha abogado por un acuerdo que no sea vinculante para que no haya necesidad de que este pase por el Congreso de ese país, donde se frenaría su aprobación.

Las organizaciones no gubernamentales se mostraron positivas tras el comienzo de la cumbre. François Juilliard, director de Greenpeace Francia, comentó que es optimista porque “el impulso político está”. En la misma línea se mostró Romain Benicchio, de Oxfam, aun cuando apuntó: “Nadie sobrepasó sus líneas rojas”.

Reacciones

Papa Francisco

“Cada año los problemas son más graves (...). Estamos al borde de un suicidio (...), pero estoy seguro de que casi la totalidad de los que están en París tienen esta conciencia y quieren hacer algo”.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea

“Tenemos que acelerar. El tiempo pasa cada vez más rápido. Necesitaríamos al menos cuatro planetas para sostener nuestra actual forma de vivir, producir y consumir. Pero solo tenemos uno”.

Ban Ki-moon, secretario general de LA ONU

“El futuro del planeta depende de ustedes, no nos podemos permitir la indecisión; estamos llamados a la transformación de nuestro modelo de desarrollo; la transición ya ha empezado, pero necesitamos su ayuda y su visión para acelerarlo”.

REDACCIÓN AMBIENTE
Con información de AFP y Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.