CoSchool, un proyecto en el que los estudiantes sueñan y crean

CoSchool, un proyecto en el que los estudiantes sueñan y crean

Conozca el programa en el que alumnos de colegios públicos y privados ayudan a la comunidad.

notitle
30 de noviembre 2015 , 08:39 p.m.

Karla, estudiante de noveno, del colegio distrital Veintiún Ángeles de Bogotá –junto con un grupo de sus amigos– realizó una campaña en su comunidad para reducir la venta de alcohol y drogas a niños, gracias al programa CoLead.

El programa mezcla estudiantes de los colegios públicos y privados de Bogotá, para ampliar sus calidades personales y desarrollar un proyecto que ayudará a la comunidad. A lo largo de un periodo de 15 semanas, los estudiantes asisten a una serie de talleres, categorizados en cuatro temas: el taller del colaborador, el del soñador, del explorador y del activador.

A través de varios métodos innovadores, los estudiantes de entre 13 y 18 años trabajan en sus proyectos con la ayuda de profesionales. En el camino, adquieren las habilidades necesarias para llevar su idea a feliz término.

Trabajar con niños para dotarlos de las capacidades que necesitará el país. ¿Es esta la clave para vencer los retos que va a enfrentar Colombia?

En 2012, el programa Pisa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) analizó el rendimiento de 510.000 estudiantes de 15 años en matemáticas, lenguaje y ciencia en 65 naciones. Entre ellos había 9.073 colombianos. En el módulo de ‘capacidad para resolver problemas de forma creativa’, el país quedó en el último lugar.

Este resultado es la prueba de un problema que Henry May, un inglés que regresó a Colombia por segunda vez en el 2012, después de haberse entrenando como profesor, lleva observando por años. May, licenciado en teología, que vino a Colombia con el programa Enseña por Colombia, se dio cuenta de las deficiencias de un sistema educativo que describe como “congelado en el tiempo”.

El problema, según él, tiene que ver con la falta de participación de los alumnos en las clases. El rol pasivo de los niños, que pasan los días simplemente sentados en un aula escuchando a un profesor, les impide desarrollar las habilidades necesarias para solucionar problemas cotidianos.

En un discurso que se realizó este año en una conferencia de Unreasonable Launchpad (un evento anual con varios start-ups globales que enfrentan los retos sociales más duros del mundo), May describió los desarrollos que han surgido en estos últimos años en Colombia. “Los políticos hablaban de un nuevo comienzo para Colombia, poniéndole fin a la desconfianza, miedo y desesperanza de cincuenta años de guerra civil”.

“El futuro de un país depende de sus hijos”, dice. Para él, la necesidad de tener una generación capaz de liderar el tránsito del país hacia una fase de recuperación es más urgente que nunca. Por eso, su trabajo se enfoca en identificar este problema en el desarrollo temprano de los niños y encontrar una solución.

En el 2013, fundó CoSchool, una empresa social diseñada para enseñar habilidades de carácter y liderazgo a niños colombianos, para realizar así su potencial escondido. El reto: prepararlos mejor para un futuro en Colombia que seguramente será, a su vez, importante para el país. Utilizando el tiempo libre de forma productiva, desarrollan las habilidades que hace tanta falta en el sistema educativo actual de Colombia. Hasta ahora, han trabajado con 25 colegios de Bogotá, públicos y privados.

Aparte de sus tres programas mayores: CoLead, CampCo (campamentos para niños de entre 8 y 12 años de colegios de Bogotá durante las vacaciones) y CoTrain (una plataforma de entrenamiento de profesores y docentes), CoSchool también desarrolla proyectos fuera de Bogotá. El 5 de octubre se lanzó la Operación Nuquí: un proyecto que se llevó a cabo como parte del Programa de Fortalecimiento en Competencias Ciudadanas y de Liderazgo del Plan Chocó.

Cerca de 200 estudiantes se involucraron en actividades diferentes, diseñadas para mejorar la calidad de vida en la región. CoSchool también está en Cali, llevando a cabo un programa que se llama Deja tu Huella, igualmente dirigido al fortalecimiento del carácter de los niños y sus habilidades de liderazgo.

Estos programas se pagan de tres maneras diferentes. CoSchool obtiene recursos de los colegios privados, el Ministerio de Educación y fundaciones sin ánimo de lucro. Los estudiantes que pueden hacerlo cubren una parte de sus proyectos y el resto lo subvencionan las fundaciones.

El potencial de esta empresa social está en aumento gracias al Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 que propone la educación como prioridad.

El resultado: por primera vez el presupuesto del sistema educativo para el año 2016 pasará a 31 billones de pesos, superando el presupuesto de $ 30 billones de defensa.

Puede contactarse con CoSchool a través de su página en Facebook: hmay@coschool.co.

SOPHIE FOGGIN
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.