La situación venezolana

La situación venezolana

El hermano país vive una de las más delicadas situaciones políticas de los últimos años.

30 de noviembre 2015 , 07:08 p. m.

Me refiero a su editorial ‘Los muertos de Venezuela' (30-11-2015).

El hermano país vive una de las más delicadas situaciones políticas de los últimos años. No solo Maduro tiene la más baja popularidad de su historia, sino la más alta inflación; además, el mundo ve que hay pocas garantías democráticas.

Y en la misma Venezuela eso se palpa también. Por todo ese entorno gris que se ha desarrollado con la muerte del opositor Luis Manuel Díaz, con presos políticos estilo la vieja Cuba, las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre serán de las más vigiladas de la región, pero no deja de estar presente el fantasma de un posible fraude.

El presidente Maduro debería jugarse la carta de la democracia; solo eso le dará un respiro a su pueblo; los países vecinos le pueden ofrecer ayuda, y la oposición tendría garantías. Lo demás es seguir cuesta abajo.

Ángel María Aguilar

* * * *


Señor Director:

Los venezolanos residentes en el extranjero tienen una gran oportunidad para votar masivamente el próximo domingo y vigilar meticulosamente el resultado de los escrutinios. Así se les mostrará al Gobierno del señor Maduro y a sus colaboradores el inconformismo que reina por culpa de las políticas adoptadas por esa dirigencia.

Francisco Javier Cajiao Gaitán
Bogotá

‘Un sueño posible’

Señor Director:
Su editorial del domingo pasado, en el cual se refiere al ambicioso Plan Maestro de Transporte Intermodal, da en el blanco, puesto que por fin se realiza un plan maestro de transporte a largo plazo y se piensa que si sigue habiendo voluntad y continuidad política, estos proyectos se pueden llevar a cabo, lo que les traería inmensos beneficios al país y a nuestra economía; llegaremos a tener conectividad en las vías primarias, secundarias y terciarias.

Ya que el Gobierno Nacional hace su tarea, esta también la deben ejecutar las futuras gobernaciones y alcaldías, y ojalá integralmente, como la ciudad-región.

Álvaro Villamarín González
Bogotá

Principios no negociables

Señor Director:
Las Farc piden la reducción de la Fuerza Pública. Es una forma de golpear el único bastión de defensa que tienen, el Estado social de derecho y la democracia. Esta es una petición que ofende la dignidad de los colombianos.

Si están en La Habana es porque fueron diezmadas por la Fuerza Pública, que las redujo y desenmascaró como grupo narcoterrorista por su vocación violenta contra la población civil, y eso no lo perdonan.

Se valdrán de cuanto argumento puedan para hacer estos planteamientos. No podemos olvidar que su vocación siempre ha sido la de destruir el Estado, sin importar los medios.

Ni la doctrina ni el tamaño de la Fuerza Pública son negociables.

Édgar Guillermo Bejarano Chávez
Bogotá

______________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.