'Lero, lero', el programa que exalta los derechos de los niños

'Lero, lero', el programa que exalta los derechos de los niños

El espacio busca que los menores conozcan los beneficios que les otorga la ley y puedan exigirlos.

notitle
29 de noviembre 2015 , 04:07 p.m.

En Bogotá, Laura Sofía y Manuel Alejandro viven con su abuelo Jerónimo. Su mamá, Virginia, trabaja en Cali, así que esta es una familia no convencional en la que prevalece el respeto y la importancia de defender los derechos de los niños.

En la Bogotá de Laura Sofía, Manuel Alejandro y Jerónimo están también sus vecinos, los monumentos de la ciudad, el colegio donde estudian los niños, sus amigos, las vueltas que hace el abuelo en la calle, como cobrar su pensión, y dos gatos que también hacen parte de la familia: Ágata y Alegato.

En una mezcla de personajes en vivo y de animación, esta propuesta se llama ‘Lero, lero, mis derechos son primero’ y se emite por Canal Capital, de lunes a viernes a las 3:30 p. m.

La directora es la periodista Raquel Sofía Amaya (recordada por su época en la actuación), para quien este programa “es la respuesta a la necesidad de transformar una sociedad que históricamente ha promovido y legitimado la vulneración de los derechos de los niños, y lo hacemos con juegos, canciones, videoclips y animaciones”.

Amaya, que tiene una maestría en Comunicación para el Desarrollo, agrega que el proyecto está dirigido a la familia en general, pero con énfasis en niños de 6 a 12 años. En cada capítulo “se desarrolla uno de sus derechos, con secciones como ‘Cuéntale a Laura’, en la que a través de la página web de Canal Capital se comunican con ella y le cuentan sus problemas; ‘Pase al tablero’, donde los funcionarios del Distrito les rinden cuentas a los niños, y ‘Locali...Cat’, que muestra los esfuerzos para garantizar los derechos de los menores en las distintas localidades de Bogotá”.

El humor y la música son parte del programa. Y, además, el espacio hace un esfuerzo para que los televidentes valoren los monumentos que hay en la ciudad.

Por eso se ven a las estatuas de Simón Bolívar, La Pola, Jaime Garzón y La Rebeca, entre otras, quejándose del matoneo del que son víctimas. Esta última sufre además una crisis de identidad porque no sabe de dónde es, y la de Policarpa Salavarrieta se queja de que la confundan con una cerveza. Ágata y Alegato son los únicos que pueden comunicarse con ellas.

Por su parte, la presencia de los dos gatos en la casa de Jerónimo, Laura Sofía y Manuel Alejandro les enseña a los niños la importancia de ayudar siempre. Es así como Ágata y Alegato son los encargados de pagar los servicios a cambio de un lugar para vivir y ser felices.

Para Amaya, aunque la legislación está escrita, “de ahí a que sea factible el ejercicio de los derechos hay un gran camino por recorrer. La justicia es laxa porque, sencillamente, no se entiende a los niños como sujetos de derechos”.

Entonces, ‘Lero, lero, mis derechos son primero’ es una forma de que todos los conozcan, se los aprendan y sepan cómo defenderlos.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.