Una pesquisa andaluza / Opinión

Una pesquisa andaluza / Opinión

Es el tercer largometraje argumental del realizador sevillano Alberto Rodríguez.

28 de noviembre 2015 , 09:21 p.m.

Un ‘thriller’ contundente, hundido en los territorios del crimen y la corrupción, busca esclarecer turbios episodios desatados por un presunto asesino serial en los humedales inexplorados del sur español.

Acontecimientos extraños e igualmente macabros afectan la seguridad de toda una región anfibia, no lejos de Sevilla, en medio de exhaustivas investigaciones detectivescas que cuestionan tácticas morales e institucionales de naturaleza psicopática. Corría el año 1980… Un peligroso criminal andaba suelto y sus últimas víctimas serían dos hermanas adolescentes extrañamente desaparecidas en tiempos del destape. Con las heridas aún sin cicatrizar del franquismo, emergen terribles verdades so pena de quedar en la más penosa impunidad.

Juan y Pedro, detectives de la brigada madrileña de homicidios, son enviados al suroeste del país para seguir los rastros de sucesos inauditos que atentan particularmente contra la integridad femenina.

Filmada en inmediaciones de Sevilla, el paisaje andaluz es un personaje central del oscuro relato localizado en las marismas o ciénagas de la desembocadura del río Guadalquivir. Entre arrozales y embarcaderos, por canales de cañas y juncos, se advierten, por vez primera, persecuciones nocturnas en moto y… cuerpos humanos mutilados.

El tercer largometraje argumental del neurálgico realizador sevillano Alberto Rodríguez fue reconocido por los medios especializados como el mejor exponente de la irregular cosecha del año pasado. Ganador de diez premios Goya 2014, el destacado e inquietante ‘thriller’ andaluz ha demostrado ser una inolvidable excepción en las pantallas ibéricas tradicionales que raras veces buscan temas impactantes, crítica social aguda, perfiles psicológicos y tratamientos atmosféricos diversos. Sorprende, desde sus créditos, una estructura plástica novedosa plasmada en el sobrevuelo del mapa insular, cuyas tortuosas bifurcaciones evocan la constitución del cerebro humano y animal. En la Muestra 2015 de Cine Español se presentó en Bogotá una sección general de películas muy recientes, cinco largometrajes documentales, siete cineastas vascos y tres actrices ganadoras de premios Goya –Carmen Maura, Emma Suárez y Candela Peña–. Con cintas emocionantes de acción estilo ‘El niño’ –filmada en el estrecho de Gibraltar–, títulos sugestivos (‘Diamantes negros’, ‘El árbol magnético’) y dramas inolvidables (‘Vacas’, ‘El sur’ y ‘Crimen ferpecto’).

MAURICIO LAURENS
Para EL TIEMPO
maulaurens@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.