¿Remedios paliativos?

¿Remedios paliativos?

Podríamos tener esperanza si la liquidación de Saludcoop fuera muestra de una regulación estatal.

28 de noviembre 2015 , 08:22 p.m.

Podríamos tener alguna esperanza en nuestro sistema de salud si la liquidación de Saludcoop fuera muestra de una eficiente regulación estatal, de la planeación juiciosa del presupuesto, del conocimiento objetivo de la carga de enfermedad en la población, y el inicio de un modelo que haga primar la prevención sobre la atención y la salud sobre el negocio y la intermediación. Pero si solo es una medida paliativa que le traslada el problema transitoriamente a otra institución y no corrige las fallas estructurales, estamos asistiendo a la caída de la primera ficha del dominó.

Carlos H. Quintero B.

El ciudadano paga

Señor Director:

El uso del automóvil en Colombia contribuye de manera importante a las cuentas de ingreso de la economía nacional. Sin embargo, se ha convertido en un objetivo de los gobiernos al considerarlo una fuente de recaudo importante, por medio de impuestos. A cambio, el propietario recibe limitaciones en cuanto a su uso. Ahora en Bogotá, además de los impuestos de rodamiento, gasolina, seguros, pico y placa, carencia de vías, calles destruidas, inseguridad y costo exagerado de los parqueaderos, nos cobrarán impuesto a la descongestión. Es decir, el ciudadano seguirá pagando la falta de planeación y ejecución de los últimos gobiernos distritales, que no planearon ni construyeron soluciones viales para aliviar el sobrecupo del parque automotor. Ojalá, para el nuevo alcalde, resolver el problema del tráfico en Bogotá sea un propósito prioritario.

Mario Patiño Morris

* * * *

Señor Director:

La Secretaría de Movilidad no pudo con el tránsito de Bogotá. Se dedicó prioritariamente a inventarse formas de cobrar más multas e impuestos. Ahí sí resultó eficiente. Acordémonos de las cuotas obligatorias de comparendos a la Policía de tránsito. Cobrar multa por no haberle efectuado la revisión técnico-mecánica a un automotor inmovilizado temporalmente por su propio dueño, por no haber tenido con qué pagarla, porque espera el dinero o los repuestos para su reparación o por encontrarse fuera de la ciudad o del país, por ejemplo, es un atropello. Ojalá llegue pronto el 2016 para que Peñalosa empiece a gerenciar la ciudad y, con el nuevo Concejo, a sacar a Bogotá de la postración en que la dejaron sus 3 últimas administraciones.

Luis Iván Perdomo Cerquera

Endurecer las penas

Señor Director:

Afortunadamente, van a castigar como debe ser a los salvajes que utilizan ácido para atentar contra las personas. También se deberían aplicar estas penas (sin rebajas ni beneficios) a violadores, a los que golpean a las mujeres y maltratan a los niños, a los ladrones de cuello blanco (Interbolsa, contratación estatal, corrupción), a los secuestradores, terroristas, narcos; es decir, a todos aquellos personajes que han demostrado con sus hechos que son un peligro para la sociedad. Así sí que lograríamos la paz.

Alberto Bernal

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.