¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

Jacqueline Vidal mantiene vivo legado del maestro Enrique Buenaventura

La francesa, de 77 años, lucha para que el TEC, la obra de su eterno amado, no desaparezca

CALI
En el barrio Santa Rosa hay una fachada de ladrillo desgastado que no es igual a las demás. Allí se quedan atrapados los ojos fisgones que se asoman por algún agujero de la puerta antigua de rejillas, y se preguntan qué esconde ese sitio llamado Teatro Experimental de Cali ‘Enrique Buenaventura’, el que antes fue Teatro Escuela de Cali.
¡Oh, sorpresa! Ni tan escondida, se encuentra esa mujer. De botas, de esas que usan guerreras del arte, de camisa manga larga aventurera y de boina con su toque intelectual ¡Se mueve con más energía que cualquiera! Allí está, paseando entre el humo de su cigarrillo, la mujer que aviva esta casa del teatro.
Jacqueline Vidal es esa bella de Marsella de la cual se enamoró el poeta, pintor, narrador, dramaturgo y caleño, Enrique Buenaventura. La francesa, de 77 años, lucha para que la obra de su eterno amado no desaparezca en 60 años de un teatro “que pone a pensar a la gente y confronta”. “No ha sido fácil, sobre todo por los recursos, pero sigue el entusiasmo. Desde 1955, aquí hay una obra que invita a conocer la historia Latinoamericana”, dice.
Don Enrique, quien nació en 1925 cuando su mamá embarazada resultó quemada en un incendio y murió el 31 de diciembre de 2003, es padre del teatro colombiano. Su hijo Nicolás creció corriendo en la casona del TEC al lado de Helio Fernández y hoy viaja de cuentero por el mundo.
Para Jacqueline, actriz y directora, su rol es seguir desafiándose a sí misma, continuar leyendo a Enrique, entender sus letras, aunque a veces resulte complejo, para construir un nuevo pensamiento. La siguen los 16 colaboradores del TEC. Uno de ellos, Daniel Felipe Gómez, de 21 años, trata de transmitirles a otras nuevas generaciones esa inquietud por la obra de Buenaventura, pues hay una necesidad de generar sentido de pertenencia por el legado. Subraya que “Enrique Buenaventura es el mástil de este barco tan grande y tan bonito que es el TEC. Es una inspiración porque él abre el camino, a través de sus estudios sobre teatro”.
“Las personas que están aquí estudian y se dejan seducir por la obra de Enrique ¡Juegan! Y se dejan mover el piso por el arte. Nuestra identidad desafía los sistemas que le quieren hacer creer a uno que todo está hecho. Creo que el teatro, sobre todo el Latinoamericano, el de Enrique, tiene esa capacidad de desafiar" expresa Jacqueline.
Se refiere a él como si aún estuviera a su lado y sostiene que el teatro es un lugar donde se expresan y confrontan varios puntos de vista. Así se genera la forma de trabajo que se mantiene en el TEC, la creación colectiva, donde se da una dinámica colaborativa y los integrantes construyen la puesta en escena, en el escenario.
Conservando el legado
Como forma de valorar la amplia obra del maestro, se creó el Centro de Investigación Teatral Enrique Buenaventura (Citeb), en el que se conserva su producción artística y literaria, para que visitantes e investigadores la consulten, dice Daniela Rodríguez.
En los adentros de la casa de fachada de ladrillos, se descubre que hay más de 3.000 títulos, casi todos en manuscrito. Se trabaja para publicar libros del maestro. Vidal dice que “hay obras, poemas, ensayos, teoría, ilustración y más, que se pueden adquirir aquí”.
Una voz que descansa en el aire sigue defendiendo el estilo del TEC. Los ojos pícaros de Vidal continúan encendidos, alumbrando el recinto, en el que deambula el espíritu del teatrero caleño, quien anhela ser visitado y que la gente se interese no por su nombre, sino por el arte.
Programación en diciembre
La francesa, de hablado pausado y suspiros profundos, cuenta que, desde este 1 de diciembre hasta el 31, se realizarán funciones especiales, para conmemorar los 60 años del TEC. “Lo de Buenaventura es la generosidad y la forma, como siempre él desafía a la gente, para que piensen, para que estudien. Nunca permite que uno se quede con lo que ya está o que uno se conforme. Él impulsa a buscar otros caminos. En las obras se verá su generosidad”, expresa Jacqueline Vidal.
Las obras serán a las 7:30 p.m. Los precios son: general $15.000 y estudiantes $10.000. El 1 de diciembre será El maravilloso viaje de la mentira y la verdad, con entrada libre, el 3 la obra será Ntotoatsana y el 5 Guinnaru. Crónica se presentará el 7 de diciembre y el 9 Tierradentro. El 11 la puesta en escena será El lunar en la frente y La isla de todos los santos, que tendrá recital y lanzamiento de libro de Buenaventura, será el 17 de diciembre. El 15 y 31, Su vida pende de un hilo cerrará la programación especial.
2016
Se está trabajando en 3 obras
Buenaventuranzas’ usará poemas y cultivará humor. ‘En los dientes de la guerra’ se relacionará con conflicto y paz. Otra obra será sobre la independencia de Haití.
CALI
CALI
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO