Hombre duró cuatro meses viendo televisión con el cadáver de su padre

Hombre duró cuatro meses viendo televisión con el cadáver de su padre

Policía británica no inculpó a Timothy Brown, quien era "incapaz de aceptar la muerte de su padre".

27 de noviembre 2015 , 11:15 p.m.

La policía británica decidió el viernes no inculpar a un hombre de 59 años que, "incapaz de aceptar la muerte de su padre", había instalado el cuerpo en su sillón favorito y seguía viendo la televisión con él.

Timothy Brown y el esqueleto de su padre llevaban cuatro meses viviendo en una casa de Stafford, centro de Inglaterra, cuando la policía, avisada por un vecino "en estado de shock" por esta visión digna de "Psicosis" de Alfred Hitchcock, detuvo al hijo por "disimulación de cadáver".

"Desde la cocina podía oír la televisión a todo volumen. Fui a ver, hablé un momento con Tim desde el descansillo., estaba en la sala mirando un programa. Cuando abrí del todo la puerta, vi el sillón y un cráneo que sobresalía, me impactó", contó el vecino a los policías, según la prensa británica.

El hijo explicó a la policía que en una noche de junio dejó a su padre Kenneth, de 94 años, en su sillón favorito cerca de la chimenea, luego de que ocurriera un incendio provocado por un radiador defectuoso. De acuerdo con su relato, al día siguiente Timothy encontró a su padre sin vida en el sillón.

Y decidió dejarlo ahí, con el pijama que llevaba, y seguir viendo la tele en su compañía. "No lograba aceptar que su padre estaba muerto. Eran muy cercanos uno a otro y vivían recluidos. El hijo era consciente de que debía reportar el deceso de su progenitor, pero no conseguía hacerlo", explicó Andrew Weatherley, de la policía de Stafford en el momento de archivar el caso.

Dado el estado de descomposición avanzada del cuerpo, la investigación no consiguió dilucidar todos los misterios de la muerte del anciano. La autopsia reveló que el cuerpo presentaba rupturas en varias costillas que se presume, ocurrieron por una caída de la cama en el momento del incendio.

La policía estimó que el hijo no tenía "ninguna razón" para matarlo.

"En definitiva, se trata ante todo de la historia de un hijo que ha perdido a su padre", afirmó Weatherley.

 AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.