La paz y sus circunstancias

La paz y sus circunstancias

Lo que anhela la mayoría del pueblo colombiano es que salga pronto el humo blanco de la paz.

notitle
27 de noviembre 2015 , 07:12 p.m.

Con el propósito de acelerar el fin del conflicto y con el ánimo de alimentar nuevas esperanzas en relación con el proceso de paz, el presidente Juan Manuel Santos hizo públicamente varios anuncios: un viaje más de su hermano Enrique Santos a La Habana para hablar con ‘Timochenko’; el indulto concedido a 30 guerrilleros de las Farc que pagaban cárcel por rebelión, no por asesinatos, secuestros y otros delitos mayores; el nombramiento de Rafael Pardo como ministro para el Posconflicto, la creación de un fondo para la paz aprobado por el Conpes. Recordó, de paso, que las comisiones primeras de Senado y Cámara aprobaron que el plebiscito por la paz pueda refrendarse con 4,4 millones de votos. Como a esa aprobación le hace falta el OK de las Farc, el ponente del proyecto, senador Armando Benedetti, les recordó a los guerrilleros que la asamblea constituyente que ellos proponen no está en nuestro ordenamiento jurídico.

Además, cuenta Semana que un grupo integrado por organizaciones sociales, empresarios, intelectuales y líderes de opinión está consolidando una fundación para que el año entrante, a la hora del plebiscito, impulse el ‘sí a la paz’. Esta movida será liderada por el expresidente de Avianca Fabio Villegas, famoso en el país por sus exitosas gestiones.

No obstante tan positivas noticias, las aves de mal agüero nunca faltan. El procurador Alejandro Ordóñez, para lograr que sus ataques al proceso de paz tuvieran un mayor impacto, con vozarrón de inquisidor se atrevió a comparar las facultades especiales concedidas al presidente Santos con las facultades dictatoriales que los alemanes le concedieron a Hitler.

Por su parte, el Centro Democrático, que, al decir de sus integrantes, no está en contra del proceso de paz, sí está en contra de cuanto se viene acordando en La Habana. Y sin siquiera detenerse a imaginar lo mucho que ganarán Colombia y los colombianos cuando termine el enfrentamiento con las Farc, lo que más le interesa a ese grupo político es que Santos no pueda salirse con la suya. Que en el gobierno de J. M. Santos se logre ponerle fin al conflicto armado enferma literalmente al senador Álvaro Uribe, fundador y jefe del CD, y a buena parte de sus seguidores. Por eso, lo que más le interesa a ese grupo político es que a Santos le vaya mal con el proceso de paz: que los negociadores se paren de la mesa, que siga vivo el conflicto armado. Si eso llegara a suceder, el CD se saldría con la suya. Es decir, según ellos, que la paz no se consigue dialogando, sino echando bala.

Entre tanto, la extenuante labor de los negociadores del Gobierno en La Habana sigue avanzando. Y si el país no ha apoyado con más entusiasmo la sacrificada tarea que vienen haciendo desde hace 3 años Humberto de la Calle, Sergio Jaramillo, los generales (r) Jorge Enrique Mora y Óscar Naranjo, Frank Pearl y demás negociadores, es porque ha hecho falta más información sobre todo lo acordado. La privacidad, explicable hasta cierto punto, ha hecho posible que circulen muchas de las mentiras inventadas por los enemigos del proceso, mentiras que han calado fácil en un país tan polarizado. El presidente del Instituto de Ciencia Política, Gabriel Echavarría, dice a propósito: “Sabemos que hay muchas interpretaciones sobre lo acordado en La Habana... Queremos llegar lo más pronto a una claridad. Nos preocupa qué es lo que va a salir al final. Por eso, queremos seguir trabajando con el Gobierno en aclarar los puntos pendientes”.

Lo que anhela la mayoría del pueblo colombiano es que salga pronto de La Habana el humo blanco de la paz. Como lo dijo el papa Francisco en Nairobi: “Espero que en marzo brille una nueva aurora de paz en Colombia”. Una nueva aurora que tendremos que construir entre todos para que por fin haya paz en este país.


Lucy Nieto de Samper

lucynietods@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.