Pueblito de mis cuitas

Pueblito de mis cuitas

Del trabajo con la música en la escena de Bogotá se perciben más lamentos que propuestas.

27 de noviembre 2015 , 03:45 p.m.

Bastantes curiosidades se escucharon en el encuentro Pulsaciones 2, organizado por Idartes y realizado los días 24 y 25 de noviembre con varios integrantes de la Red Unesco Ciudades de la Música, de la que Bogotá hace parte.

El concepto rector de la red es el trabajo con la escena local, a diferencia de una nacional, que implica mayor burocracia y menor agilidad, aunque también busca recuperar espacios urbanos deprimidos a través del apoyo a la actividad musical y a la integración de negocios que se beneficien de la música.

La técnica utilizada consiste en enracimar a todos estos actores y un claro ejemplo es la ciudad alemana de Mannheim, donde el municipio construyó el Musikpark, un enorme centro que pone a disponibilidad de los músicos pilos estudios de audio y de televisión, emisora, enseñanza, salones de ensayo y de eventos, oficinas y personal especializado para asesorarlos en mercadeo digital.

La actividad musical alrededor de este centro ha animado la inversión y ha permitido la recuperación de esta zona. El gestor Rainer Kern justifica el proyecto citando la alta concentración de apoyo a la música clásica en Alemania, país en el que se realizan 50 montajes de La flauta mágica al año, sin que haya igual apoyo a otros géneros musicales.

Otra entidad participante, Difusa Frontera de Brasil, se aparta de lo anglosajón para fomentar lo regional a través del circuito digital y se financia en parte gracias a la Ley Ruanet, con la que hasta las personas naturales obtienen descuento de impuestos con sus donaciones a proyectos culturales.

Un caso interesante de la música como agente de cambio ocurre en Denver, donde lograron disminuir la deserción escolar con un programa similar.

De los asistentes que hablaron del caso bogotano se perciben más lamentos que propuestas, algunos se quejaron largamente de la falta de apoyo sin proponer ninguna solución tangible, mientras que otros hablaron con rabia de su marginación, como en el bambuco de José A. Morales que titula esta columna.

No comparto su negatividad ya que en Colombia se ha dado un salto musical que nos ha llevado a competir de igual a igual con otros países de la región, gracias a acciones ingeniosas como las que propone esta red de ciudades, un espacio que está atento a propuestas de músicos emprendedores.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.