La oposición desafía los espacios del chavismo en las elecciones

La oposición desafía los espacios del chavismo en las elecciones

Entra a barrios y calles, antes zonas del oficialismo, con mensajes de cambio que no son rechazados.

notitle
26 de noviembre 2015 , 08:01 p.m.

Hasta ahora, la fuerte polarización que ha teñido el mapa político durante los últimos 15 años tuvo a la oposición confinada a ciertas zonas de la capital, incluso del país.

Áreas en las que estaba prácticamente prohibida su presencia, so pena de recibir todo tipo de ataques por parte de un chavismo alineado siempre con el discurso de la “defensa de la patria”.

Pero, para esta campaña, los bordes parecen difuminarse y la oposición se ha atrevido a entrar a barrios y calles otrora ‘zona roja’, en las que ahora, a pesar de un recelo que no desaparece del todo, logra llevar un mensaje de cambio que ya no es rechazado de buenas a primeras por los ciudadanos.

Lo dice, por ejemplo, un discreto ‘punto azul’ de la Mesa de Unidad Democrática ubicado en la esquina de Glorieta, en pleno centro de Caracas, donde hasta ahora portar un estandarte opositor era garantía de un insulto, en el mejor de los casos.

La intensa campaña por la presidencia de Venezuela que adelantó Henrique Capriles Radonski en el año 2012 marcó un hito de penetración del mensaje opositor en las masas, que hoy también están curtidas de agobio y desencanto por la crisis económica que atraviesa el país en plena ‘revolución bolivariana’.

Así, hoy es posible –y muy frecuente– ver a María Corina Machado entre los pescadores del estado Sucre, al mismo Capriles con los trabajadores del estado Bolívar y, antes de su encarcelamiento, a Leopoldo López –hoy a su esposa Lilian Tintori– también en visitas entre poblados repletos de afiches del presidente Hugo Chávez.

A pesar de sus diferencias, estos líderes nacionales están tratando de servir de portaviones a los candidatos regionales, tomando en cuenta que las parlamentarias son justamente eso: una elección circuito por circuito, en la que las victorias en cada uno de ellos determinarán realmente el número de diputados que tendrán en la Asamblea más que el número de electores que consiga la oposición a nivel nacional.

Una campaña que también ha optado por ser más ‘presencial’, en vista de la fuerte censura que tienen las figuras opositoras en casi todos los medios de comunicación del país, con la excepción de algunos diarios y portales informativos.

La televisión es hoy una plataforma prácticamente inaccesible para la oposición, un megáfono apagado que se prende solo para los candidatos oficialistas, aunque el gobierno asegura estar bajo un permanente acoso de “la prensa burguesa”.

VALENTINA LAREZ MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.