La apuesta de Putin y Hollande en contra del terrorismo

La apuesta de Putin y Hollande en contra del terrorismo

Presidente francés y su homólogo ruso acordaron una 'amplia coalición antiterrorista' contra el EI.

notitle
26 de noviembre 2015 , 06:50 p.m.

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Francia, François Hollande, abogaron este jueves por crear una “amplia coalición antiterrorista” para acabar con la amenaza yihadista y se comprometieron a coordinar acciones contra el Estado Islámico en Siria.

“Vemos que usted dedica una gran atención y muchos esfuerzos a la creación de una amplia coalición antiterrorista.

Estamos dispuestos a trabajar conjuntamente; más aún, lo considero absolutamente necesario. Al respecto, nuestras posturas coinciden”, afirmó Putin al inicio de la reunión en el Krem-lin.

El mandatario ruso agregó que está dispuesto a “tal cooperación” y recordó que “Rusia sufrió grandes pérdidas como resultado del horrible atentado terrorista contra un avión civil” a finales de octubre en Egipto, donde murieron 224 personas.

“Todo esto nos obliga a aunar esfuerzos contra el enemigo común”, dijo Putin, quien presentó al Presidente galo sus condolencias por los ataques en París. Por su parte, Hollande aseguró que “llegó la hora de asumir la responsabilidad por lo ocurrido”.

Además, los dos presidentes acordaron coordinar las acciones militares de sus países contra el EI y otros grupos yihadistas en Siria.

“Hemos acordado que nos coordinaremos tanto en el plano bilateral como en el de la coalición liderada por EE. UU., en general”, afirmó Putin. El jefe de Estado ruso precisó que “se trata de definir los territorios en los que se pueden lanzar ataques y en los que es mejor abstenerse de efectuar bombardeos”.

Desde su discurso a finales de septiembre ante la ONU, Putin insiste en la necesidad de crear una amplia coalición antiterrorista bajo la égida de las Naciones Unidas para acabar con el Estado Islámico.

Además, sostiene ante los países occidentales que el enemigo común es el yihadismo y no el presidente sirio, Bashar al Asad, cuya renuncia exigen EE. UU., la Unión Europea, Turquía y Arabia Saudí, pero no Rusia ni Irán.

Hollande llegó a Rusia tras una gira en la que logró que Alemania y el Reino Unido se comprometieran a implicarse más en la lucha contra el EI, mientras el presidente de EE. UU., Barack Obama, insistió en que Moscú debe dar un “giro estratégico” y atacar más activamente al EI, en vez de apoyar a los rebeldes y “fortalecer a Al Asad”.

De hecho, el primer ministro del reino británico, David Cameron, pidió ayer al Parlamento sumarse a los bombardeos contra el EI en Siria, porque el Reino Unido “no puede delegar su seguridad a otros países”.

En una intervención en el Parlamento, Cameron se preguntó: “Si no actuamos ahora que nuestro aliado Francia ha sido golpeado de esta manera, no podremos reprochar a nuestros aliados cuando se pregunten ‘¿si no es ahora, cuándo?’ ”.

Hasta ahora los británicos participan solo en los bombardeos en Irak.

Se espera que el Parlamento se pronuncie sobre la demanda del Primer Ministro antes del receso del 17 de diciembre. “Nadie predijo el ascenso del Estado Islámico, pero nadie puede decir que no se le puede poner fin”, estimó Cameron, enumerando una estrategia global en la que descartó enviar tropas de tierra –“sería contraproducente”–, y para la que reclamó “paciencia y persistencia”.

Al mismo tiempo, el Primer Ministro reiteró que Al Asad debe irse: “Necesitamos una transición política en Siria hacia un gobierno con el que la comunidad internacional pueda trabajar contra el Estado Islámico”.

La demanda de Cameron al Parlamento llega dos semanas después de los atentados en París, reivindicados por la organización yihadista, y que dejaron 130 muertos y despertaron temores a que Londres sea escenario de acciones similares.

Asimismo, se produce dos años y medio después de que el Parlamento británico rechazó participar en una acción militar contra Al Asad por usar armas químicas contra la población, cuando los conservadores no disponían de la mayoría absoluta con la que cuentan ahora.

Por su parte, el gobierno de la canciller alemana, Ángela Merkel, afirmó que está dispuesto a apoyar la lucha contra el EI en Siria con aviones de reconocimiento Tornado y el envío de una fragata para custodiar el portaaviones francés Charles de Gaulle. El anunció se dio un día después de la reunión de Hollande con Merkel.

Rusia toma represalias contra Turquía

Dos días después del derribo de un avión militar ruso por F-16 turcos en la frontera siria, Rusia adoptó  represalias económicas contra Turquía e insinuó que este país no combate al grupo Estado Islámico.

Esas medidas afectarán el comercio, las inversiones, el empleo de mano de obra, el turismo, el transporte aéreo o el ámbito cultural, precisó el pirmer ministro ruso, Dimitri Medvedev. Además, Rusia anunció que reforzará sus controles sobre los productos agrícolas y alimentarios turcos, aduciendo violaciones de las normas sanitarias.

AFP Y EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.