¿Extremistas o moderados?

¿Extremistas o moderados?

Estamos en mora de reconocer los abundantes "recursos de civilidad" presentes en nuestra historia.

notitle
26 de noviembre 2015 , 06:25 p.m.

¿Nación de extremos o moderada?

El interrogante ha sido planteado en su última columna por Rodrigo Uprimny, quien propone una discusión sobre el tema para honrar la memoria del recién fallecido historiador Jaime Jaramillo Uribe. De acuerdo.

Uprimny sugiere mirar el retrato de mesura que Jaramillo Uribe hizo sobre la personalidad colombiana, al lado de aquel otro que nos identifica con extremos, escrito por Gabriel García Márquez en su famoso informe para la comisión de sabios. Bastante contradictorios, Uprimny busca reconciliarlos: los colombianos seríamos moderados y desmesurados al tiempo, la base de una posible “combinación creativa”.

He sido un gran admirador del ensayo 'La personalidad histórica de Colombia', que Jaramillo Uribe presentara por primera vez en una conferencia en la Universidad de Vanderbilt en 1969. Es difícil, sin embargo, hablar del “carácter nacional” como si tal cosa existiese de manera homogénea, esencial e inmutable.

El mismo Jaramillo Uribe quiso contradecir en aquel trabajo las visiones entonces predominantes en la academia estadounidense que solían interpretar todo el continente latinoamericano bajo un mismo patrón. En ese y otros ensayos, distinguió estructuras sociales, regiones, ritmos históricos, mientras reconocía matices.

Con todo, hizo un esfuerzo por identificar ciertos rasgos históricos de la nacionalidad. Tras examinar brevemente nuestra realidad durante los períodos prehispánico, colonial y republicano, y sus expresiones en la vida social, económica, política y cultural, concluyó que lo que distinguía a los colombianos era el “término medio”: Colombia podría ser llamada el “país americano (...) de la 'aura mediocritas' ”.

En su introducción a la segunda edición de 'La personalidad histórica de Colombia' (El Áncora, 1994), Jaramillo Uribe reconoció con modesta sabiduría y autocrítica la “provisionalidad” de su ensayo, su carácter de proyecto. Se cuestionaba además si no hubo en aquel texto “una visión demasiado optimista y convencional de nuestra historia”.

Al repasarlo, una y otra vez, no encuentro allí “optimismo” sino, más bien, el registro incompleto de algunos, solo algunos rasgos de la trayectoria histórica del país.

Quizás tal registro hubiese sido “convencional” en algún momento. Creo que para los de mi generación, sin embargo, la interpretación sugerida allí por Jaramillo Uribe iba contra la corriente “convencional”, desde el dominio intelectual del discurso garciamarquiano sobre la desmesura.

En vez de “personalidad”, me ha parecido preferible hablar de “tradiciones”, en plural, con diversos orígenes y manifestaciones en la historia, por momentos coexistentes pero en conflicto, sobreponiéndose algunas sobre las otras sin destino definitivo.

El ensayo de Jaramillo Uribe tiene el valor de motivar la búsqueda de comportamientos históricos que permitan arraigar una cultura de convivencia. O que por lo menos permitan alejarnos de esos retratos que solo nos identifican con una “nación violenta”. Ofreció una respuesta anticipada a las reflexiones de Gonzalo Sánchez en su libro 'Guerras, memoria e historia' (2003). “Tal vez sea tiempo –dijo en sus párrafos finales– de contraponer a las tradiciones de guerra (...) los ‘recursos de civilidad’ ”.

Estamos aún en mora de reconocer como se debe los abundantes “recursos de civilidad”, presentes a lo largo de nuestra historia. Hacerlo no significa ignorar las violencias del pasado ni del presente. Con ello simplemente podríamos fortalecer una cultura de convivencia, que abone el camino de la paz.

Elaborar el proyecto esbozado por Jaime Jaramillo Uribe en su ensayo: esa es una tarea intelectual pendiente.


Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.