'Estamos perdiendo la virginidad con Colombia': Pearl Jam

'Estamos perdiendo la virginidad con Colombia': Pearl Jam

La banda estadounidense dio este miércoles uno de los mejores conciertos de rock del año.

notitle
25 de noviembre 2015 , 11:40 p.m.

Con un espectáculo sólido, sin vacíos, pero pleno en emotividad, Pearl Jam demostró que su nombre representa la esencia del rock mundial. Rock a secas, sin etiquetas ni apellidos: rock puro y ligado a la memoria colectiva de varias generaciones.

Pero además, confirmó su compromiso social, que su cantante Eddie Vedder compartió con los colombianos, al enviar un mensaje en contra de la violencia contra las mujeres. Y en el bombo de la batería se dejaba ver la figura pintada de una Torre Eiffel. (En fotos: Así se vivió el concierto de Pearl Jam en Bogotá)

El espectáculo de Pearl Jam fue de tres horas completas en el Parque Simón Bolívar, en Bogotá, en una noche que prometía ser intensa para la ciudad: la banda coincidía con jornada de fútbol en El Campín y con inauguraciones de encendido navideño.

Fue así que la banda oriunda de la escena de Seattle dio su primer concierto en Colombia y por eso entregó más de 30 canciones, incluyendo sus versiones de grandes clásicos del rock como 'Keep on Rockin' in a Free World' (en homenaje a Neil Young), pero también a Pink Floyd y a U2.

Foto: Juan Diego Buitrago / ELTIEMPO

Tal como ha ocurrido con los demás destinos de la gira, Pearl Jam propuso un orden de canciones diferente –e incluyó otras novedades– , un gesto muy significativo para romper la rutina, esa que hace calcados los conciertos ciudad tras ciudad de otros artistas.

Así, el concierto comenzó con la canción 'Pendulum', y eso fue tal vez en lo poco en lo que se pareció a conciertos en otras ciudades de la gira que continuará el próximo 28 de noviembre en Ciudad de México. Llegadas las 11:30 p. m., el cierre se dio con 'Yellow Ledbetter'.

Sorpresivamente, Vedder se comunicó con el público casi todo el tiempo en español, uno precario pero que debió requerir gran esfuerzo de parte del cantante, que leía un discurso que llevaba en hojas de papel.

"Voy a decir algo que nunca he dicho –comenzó el cantante y líder Eddie Vedder, en medio de la emoción de los espectadores– ¡Hola, Bogotá! Estamos perdiendo la virginidad con Colombia".

La banda, que salió a las 8:30 p.m. al escenario, interpretó éxitos suyos infaltables como 'Jeremy', 'Evenflow', 'Animal', 'Do the Evolution', pero también incluyó rarezas como 'I Am Mine'.

Esta la introdujo Vedder, de nuevo en español, diciendo: "Nos sentimos muy cerca de las estrellas, ustedes están acostumbrados a estar 'sollados' y yo lo estaba cuando escribí esta canción".

Luego, incluyó la palabra 'Bogotá' cuando cantó 'The Wishlist, y la gente celebró con gritos y palmas.
Una versión acústica y eléctrica de 'Mother', de Pink Floyd, fue uno de los regalos a Bogotá, afirmando que era un homenaje a un gran amigo suyo: Roger Waters.

Foto: Juan Diego Buitrago / ELTIEMPO

Sin duda, también fue figura Mike McCready, guitarrista, con uno de los solos más impresionantes que se han visto en Bogotá.

Gran sorpresa causó la versión que Pearl jam entregó de la canción 'A sort of Homecoming', original de U2.

También hubo espacio para dedicatorias, una de sus canciones se la dedicó a un niño llamado Tomás, dijo Vedder de nuevo en español, sin aclarar de quién se trataba. De paso, hubo otro momento para agradecerles a las bandas que abrieron el concierto: la americana Spoon y la colombiana The Hall Effect.

Llegado el momento, Vedder se quitó su suéter para mostrar su camiseta naranja que decía "Por una Colombia que dice No a la violencia contra las mujeres".

El escenario estaba enmarcado por lo que puede ser una suerte de gran candelabro, cuyas luces subían y bajaban sobre la tarima.

"Nos han recibido de una forma que nunca pensamos, nos llevamos un gran recuerdo, gracias por todo", agregó Vedder, casi al final del concierto.

Sin embargo, la concurrencia al Parque Simón Bolívar no fue la esperada. Los asistentes no serían más de 10.000 que, en el espacio de la Plaza revelan una concurrencia reducida, especialmente en la localidad general. Este concierto se vio afectado por el cambio de escenario que se produjo meses antes, cuando el espectáculo planeado para el estadio El Campín inicialmente, fue trasladado al parque, lo que produjo una numerosa devolución de boletas.

Carlos Solano
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.