Intervención de Saludcoop no fracasó, según Superintendente de Salud

Intervención de Saludcoop no fracasó, según Superintendente de Salud

Norman Julio Muñoz dice que la larga intervención de Saludcoop -durante 4 años- cumplió objetivos.

notitle
25 de noviembre 2015 , 10:10 p.m.

¿Qué viene para Saludcoop?

La intervención para liquidar tendrá un plazo de dos años. Nuestro objetivo es no prolongarla más allá de eso. La tarea inicial es hacer una valoración de todos los activos, para establecer qué es realizable y qué puede activarse inmediatamente para empezar a saldar deudas. La instrucción que dimos al liquidador es que en seis meses se estén generando pagos a las IPS (prestadores de servicios de salud). Estos se manejarán en un patrimonio autónomo y bajo estricta revisoría.

¿Qué pasa si se prolonga la liquidación y acabamos en un ‘Saludcoopcito’?

Eso no va a pasar. La liquidación de la EPS Golden Group salió muy bien; de allí surgió un modelo para hacerlo rápido, bien y de una manera transparente. Además, se hará estricto seguimiento al plan de desempeño de Cafesalud, para que cumpla con las metas y puedan tomarse los correctivos en el momento oportuno. Con las nuevas reglas de habilitación financiera, creo que esto no se va a repetir; ya tenemos un sistema serio de manejo de los recursos, reservas, tenemos patrimonio, todo un arsenal de supervisión para alertar este tipo de situaciones.

¿Desde que se intervino a Saludcoop se pensó en liquidarla?

La intervención de mayo del 2011 fue motivada por 70 irregularidades de distinto orden, pero a medida que el proceso avanzó se fue estableciendo que la entidad arrastraba problemas financieros enormes. Luego se produjo el fallo de la Contraloría (que impuso una sanción de 1,7 billones de pesos a Saludcoop). Todo eso, sumado a las deudas, arrojó un defecto patrimonial cercano a los 3,6 billones de pesos; eso no solo hace inviable a la empresa, sino que motivó la decisión, este año, de liquidarla.

Se dice que la liquidación es solo el fracaso de la intervención…

Para hacer el balance de la intervención es necesario analizar los objetivos que se trazaron con ella. El primero era poner las cuentas claras, y nos encontramos con una información financiera que no era real. Si no se hubiera intervenido, la entidad habría caído en una crisis profunda y hasta en cesación de pagos.

El segundo objetivo era mantener la prestación de los servicios, lo cual se hizo, pese a las dificultades, y el tercero era erradicar de la operación de esta EPS las malas prácticas. Y esos tres objetivos se lograron.

¿Cuándo se tomó la decisión de liquidarla?

Con el Ministro nos planteamos el reto de encontrar una solución definitiva este año. Por eso, hace siete meses, cuando me tocó anunciar la última prórroga de la intervención, insistí en que sería la última y que la decisión que seguía debía proteger a los usuarios, pagar las deudas y garantizarles la continuidad a los trabajadores. Y estamos cumpliendo.

¿Qué pasa con los antiguos dueños de Saludcoop?

Cuando hay un defecto patrimonial tan grande es claro que ya no se tiene propiedad, que ya se extinguió por cuenta de la inviabilidad financiera que generó el grupo Saludcoop. Ellos estarán presentes durante el proceso de liquidación. Si nos queda dinero, y hay cuentas claras, tendremos que pagárselos proporcionalmente según sus participaciones accionarias.

¿Por qué se optó por trasladar a la gente a Cafesalud y no a otra EPS?

Porque habría sido traumático para los usuarios. Parte de la ventaja de que fuera Cafesalud es que tiene la misma plataforma y la operación de prestación de servicios es la misma que tiene hoy Saludcoop. Toda esa logística, incluidas 3.000 camas hospitalarias, se necesitan para seguir. Además, como es una sociedad anónima, le permite libertades y un régimen especial para funcionar e incluso para crecer.

¿Qué va a pasar con la sanción de la Contraloría?

El Ministro tuvo una reunión con el Contralor y este es uno de los temas que queda en manos de la EPS Saludcoop en Liquidación. La ley establece el orden de los pagos de estas obligaciones, y le tocará al interventor hacer el proceso con la Contraloría.

¿El Estado pierde en este proceso?

No. El Estado gana, porque garantiza que no haya un riesgo sistémico en la salud del país. Estamos haciendo todo este proceso de recuperación en el que lo único que se aporta son 200.000 millones de pesos del Fosyga, en calidad de préstamo, con claras condiciones para su retorno. 

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.