Jaime Cardona, de una cacharrería a gestor de un emporio

Jaime Cardona, de una cacharrería a gestor de un emporio

A sus 81 años murió el líder de Almacenes La 14, el negocio de cadena más reconocido del Valle.

notitle
25 de noviembre 2015 , 08:45 p.m.

Más de una noche, Jaime Cardona, un muchacho de 17 años, se quedaba aseando La Gran Cacharrería, una tienda creada por su padre y un tío en el centro de Cali.

Ese amor por el sitio de trabajo desde esos años 60 siguió a medida que fue escalando hasta convertirse en el líder de La 14, la cadena de almacenes más grande del suroccidente y una de las más reconocidas de Colombia. El nombre provenía de la calle donde nació esa historia de emprendimiento.

A las 7:00 p.m. del pasado martes, don Jaime dejó, como lo hizo los últimos 52 años, su oficina en el centro comercial La 14, en el norte caleño. La jornada siguió con su llegada a casa, donde compartió con su esposa, Luz Mary, y familiares. En la madrugada, mientras dormía, un infarto se llevó por sorpresa al empresario nacido en Aguadas (Caldas).

“Todos aquellos que trabajaron a su lado, reconocen en él un ejemplo inspirador, que los invita a trabajar arduamente por alcanzar las metas propuestas, y hoy con su partida entrega a su familia, a sus colaboradores y a sus aliados comerciales, el compromiso de continuar con su legado, llevándolo más lejos, manteniendo viva la llama de su gran obra, fundada en los principios éticos y morales de una familia unida y comprometida”, dice un comunicado de La 14.

Empleados de sus almacenes portaban ayer una cinta negra en su pecho, como señal de duelo por la muerte de alguien que más que un jefe fue considerado como un padre.

Cardona llegó en 1960 a Cali de la mano de su padre, Abel Cardona Franco, para trabajar en La Gran Cacharrería, negocio que su tío y su padre fundaron en el centro. Allí, en una calle de la que se adoptó el nombre del negocio, se hizo la fusión con Cacharrería La 14 en 1964.

“Él era un muchacho, pero su padre tenía la visión. Como empleado tuvo que hacer de todo, hasta llegó a pasar noches en el almacén cuando había que lavarlo, siempre tuvo ese amor por este lugar, lo cual lo llevó a construir una relación amorosa entre su familia y la empresa”, recuerda Mauricio Alzate, empleado de La 14.

Siendo uno de los menores de una familia de 13 hermanos, Cardona fue escalando en ese local, hasta que la pequeña cacharrería de su padre pasó a sus manos para convertirse en La 14, compañía que lideró por más de 50 años.

“Cuando abrió el gran almacén nadie creía que se pudiera llenar de clientela. La gente lo miraba como algo imposible y él siempre decía ‘tengan los ojos puestos en Dios e insistan, ya van a ver cómo se va a llenar y todos vamos a ganar de ahí’. Yo dudé porque mis productos se llegaron a dañar, ya que no los llevaban mucho, pero confié en él y crecimos juntos”, lo rememora, con nostalgia, Walter Peñuela, uno de sus proveedores.

Los allegados aseguran que la felicidad de Cardona era ver a sus empleados crecer. A veces solía recetar a sus empleados cuando le manifestaban sobre algún dolor o malestar.

“Él conocía el nombre de cada uno de sus empleados, porque reconocía que el proyecto que soñó fue construido gracias a la gente que lo rodeó, su gran llave, él siempre estaba pensando en negocios, era muy sabio y siempre quiso servir a la comunidad”, asegura Nelly Mancera, con más de 45 años a su lado.

La proyección nacional se refleja en 30 tiendas en la ciudades de Cali, Bogotá, Pereira, Manizales, Armenia, Neiva, Girardot y otros cinco municipios de Valle del Cauca. Se generan 5.600 empleos directos y 9.500 indirectos, pero don Jaime siempre pensó en el compromiso que tenía con las 30.000 familias que dependían del funcionamiento de su organización.

“Él me dio trabajo porque mi forma de escribir le gustó, gracias a él pude hacer mi carrera en derecho y hoy estoy en la oficina jurídica”, decía Martha, con 45 años en la empresa, en medio de lágrimas.
La misa, oficiada por el arzobispo Darío de Jesús Monsalve y el párroco José González, sirvió para que, sin mayores ceremonias ni flores, se le diera el adiós a quien todos definieron como gran persona.

Siempre con gracias a la comunidad

Si algo repetía don Jaime Cardona eran sus gracias a la comunidad. Por eso, en sus almacenes más grandes se conseguían desde víveres, ropas, vehículos y artículos de ferretería. También le agregaron hace varios años espacios para el entretenimiento para niños. En la actualidad, la marca La 14 tiene su propio canal local de televisión.

La empresa nunca dejó dos lemas: ‘La 14 te da más’ y Definitivamente el mejor surtido a los mejores precios’. La compañía dice que ”esta trayectoria ha sido un logro alcanzado gracias al respaldado de una comunidad que ha crecido con esta empresa, de aliados comerciales que creyeron en nuestra forma de hacer negocios, y de un grupo de colaboradores cuyo compromiso se evidencia en cultura organizacional de Excelencia en el servicio, la cual permite disfrutar en toda la cadena, de una experiencia de compra diferente”.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.