Marañón, un detective raro y fuera del molde

Marañón, un detective raro y fuera del molde

Manuel Sarmiento es el protagonista de la cinta 'El detective Marañón', que se estrena este jueves.

notitle
25 de noviembre 2015 , 03:59 p.m.

Manuel Sarmiento no parpadea en ningún momento en la película 'El detective Marañón', una producción colombiana con la que el actor ha logrado desmarcarse de los personajes antagonistas o malvados que han sido recurrentes en su carrera.

Su nuevo personaje tiene una mirada extraña y es un solitario que es eficiente investigando casos y, de alguna manera, limpiando la hoja de vida de personas en situaciones extremas.

Así se puede resumir la trama de la película en la que este actor asume la labor de darle un nuevo aire al ideal de detective cinematográfico.

Precisamente, frente a las cámaras, no es el tipo de gabardina ni remite a la imagen del adulto mayor con experiencia y sagacidad para fijarse en detalles específicos, ni siquiera es un mujeriego empedernido.

En 'El detective Marañón', que se estrena este jueves en las salas de cine del país, Sarmiento ofrece un retrato insólito: es un fanático de los videojuegos, mientras se enfrenta al reto de resolver un caso de extorsión a un político importante.

Pero, a diferencia de otros encargos en su trabajo, esa tarea lo lleva a asumir cambios sustanciales en su rutina y en una escasa dinámica social que se ve trastocada con la aparición de una nueva ayudante en sus investigaciones.

“Fui el último en hacer el casting, pero fue un ejercicio diferente a todo lo que yo he hecho antes. Mi personaje se acerca más a un niño en un cuerpo de adulto, pero que es un genio a la hora de analizar pistas en los casos que enfrenta. Camina como un pato, tiene el cuerpo completamente abandonado y es muy raro”, dice el protagonista.

Al principio, a Sarmiento le daba miedo sobreactuarse, pero con el tiempo encontró el tono para no caer en la caricatura. “Buscábamos una persona exagerada, pero de esas que les sale eso de manera natural”, agrega.

Aunque tiene elementos de cierto humor y entretenimiento, esta película no se puede ubicar del todo en el género de comedia, ni tampoco es un drama, pero ofrece una mirada a los conflictos morales a los que se enfrentan ciertas personas y hace una crítica al poder político y la corrupción en general.

“El trabajo con el director Salomón Simhon fue interesante porque tenía muy claro el tono de Marañón: un hombre de perfil bajo y poco atractivo, a pesar de ser el eje de la historia”, recuerda Sarmiento.

En su opinión, esta es una cinta arriesgada y con un lenguaje cinematográfico muy detallado. “Escapa de ese modelo de hacer televisión en cine”, opina. “No es una película de festival, pero sí es una cinta que entretiene”, destaca.

Mucho trabajo

Sarmiento, recordado por filmes como 'El colombian dream', 'El amor en los tiempos del cólera'; '180 segundos' y la serie de televisión Cumbia ninja, reconoce que este ha sido un año muy intenso.

“Estoy feliz porque, además de Marañón, el próximo 25 de diciembre estreno la segunda parte de la comedia 'Uno al año no hace daño', pero de la que más me siento orgulloso es de la cinta Destinos (que se estrena en febrero), un drama en la que interpreto a un boxeador”, finaliza.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
Cultura y Entretenimiento
@AndresHoy1

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.