Una hora esperando el Sitp y una solución muy sencilla / opinión

Una hora esperando el Sitp y una solución muy sencilla / opinión

¿Cuánto mejoraría el servicio si la gente conociera la ubicación en tiempo real de los buses?

notitle
25 de noviembre 2015 , 12:59 a.m.

Tal y como lo hago la mayoría de las noches, ayer martes salí a tomar el bus que cubre la ruta 265 del Sitp a cargo del operador Masivo Capital. Debo decir que salvo algunas ocasiones en que la espera se había prolongado hasta por 25 minutos llevo más de un año utilizándolo y la experiencia ha sido muy buena. Así fue hasta ayer cuando tuve que aguardar durante una hora y diez minutos.

Cuando finalmente llegó, al subir me fijé en la pantalla que lleva el vehículo donde se registra el tiempo que le lleva el que va adelante y este coincidía, minutos más, minutos menos, con el que yo había calculado: 62 minutos, decía.

Sin duda, un lapso excesivo, quisiera creer que por cuenta de alguna anomalía. Y especulo, pues a través de Twitter el perfil oficial del SITP (@sitp_ayuda) me remitió a la empresa a cargo de la ruta y esta se limitó a informarme los horarios de la misma, algo que ya sabía.

Ahora bien, el tiempo de espera sirvió para preguntarme por qué los ciudadanos no podemos tener acceso a la información –que existe, está en poder de los operadores, según pude confirmar después– sobre ubicación en tiempo real de los buses. De haber podido saber ayer que el bus iba a tardarse tanto, hubiese demorado la salida y no habría perdido una hora del día en inútil espera.

Estos datos deben ser públicos y a juzgar por lo que pude averiguar entre personas bien enteradas, por alguna razón en Bogotá no lo son. Todo lo contrario a lo que ocurre en cientos de ciudades alrededor del mundo que hoy cuentan con aplicaciones para teléfonos inteligentes que facilitan enormemente la vida de la gente basadas en estos. Las que hoy utilizamos los usuarios del Sitp como Moovit y el servicio de Google Transit no los tienen; los horarios que reportan son aproximados con base en información desactualizada y la que buenamente envía la gente.

El punto es que contar con dichos reportes representaría una mejora sustancial del servicio a un costo ínfimo. Sin necesidad de hacer nada más, ni siquiera reprogramar frecuencias, algo que, igual, habrá que hacerse.

No es solo saber por dónde va el bus que necesito y según eso decidir a qué horas salgo al paradero, es poder también, una vez en el lugar de espera, saber que si el que me lleva directo viene demorado, entonces es mejor tomar otro para luego hacer un trasbordo. En últimas, se trata de poder acceder a información relevante para tomar decisiones informadas que simplifiquen la vida en la ciudad. No es más.

Federico Arango Cammaert
Subeditor Opinión
El Tiempo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.