Trazos de paz de mujeres golpeadas por la guerra

Trazos de paz de mujeres golpeadas por la guerra

En 45 obras que exponen en Cali ellas plasman el sueño de recuperar la tranquilidad que perdieron

notitle
24 de noviembre 2015 , 08:56 p.m.

De vacaciones llegó el hermano de Vivian Patricia Giraldo a Corinto, en el norte del Cauca. Además de terminar su bachillerato, quería celebrar en familia sus 17 años.

Esos días salió en moto con un amigo, que fue hallado muerto. De eso hace 15 años y de su hermano no se supo más. “Lo subieron”, era el comentario para referirse a los que las Farc se llevaban. Su mamá llegó hasta la montaña a hablar con mandos del grupo armado y le dijeron que no lo buscara más, que estaba muerto.

Vivian dejó su casa en el norte del Cauca y llegó a Cali. Es una de las 37 mujeres víctimas del conflicto armado que se animaron a plasmar en lienzo sus sueños de paz.

Un paisaje campesino cruzado por un río es su esperanza de un sitio tranquilo en el reiniciar de su nueva vida.
Una vivencia similar es la de Johana Roncancio, quien llegó desde Quipile, en Cundinamarca, huyendo de la guerrilla. Un papagayo y al fondo una playa y el mar es su sueño de un mundo nuevo donde no tenga que revivir la caminata de horas y horas cuando dejaron todo ante las amenazas. Por eso llamó a cuadro ‘Una nueva luz’.

Y otra que prefiere no dar su nombre recuerda que los paramilitares se asentaron en sus casas, violaron una hija de 13 años, y mataron a su papá. Eso fue en Galicia, en Bugalagrande en el centro del Valle.

“Mi casa, mi jardín, el inmenso árbol que da sombra, mis animales”, dice al referirse al óleo que pintó en una jornada de un día.

La actividad fue promovida por la Unidad de Restitución de Tierras (YRT) de la territorial Valle-Eje Cafetero, con el apoyo del Ministerio de Agricultura, la FAO de las Naciones Unidas, la Gobernación del Valle, la Corporación Colombia Internacional, entre otras instituciones.

La pinturas permanecen desde ayer y hasta el viernes en exposición entre las 9:00 a.m. y 4:00 en la plazoleta de la Beneficencia del Valle, en la calle 9 entre carreras 4 y 5.

Sergio Rodríguez, director regional de la URT, destacó “el valor intangible de las 45 obras en exposición por el significado y sueños de las mujeres que las plasmaron, sin importar escolaridad o edad, y que volvieron a renacer y tener sueños de esperanza”.

Fabio Cardozo, Gestor de Paz del Valle, destacó que “estas obras pictóricas se descubre que lo que hay es una luz de esperanza, son obras llenas de color, que dejan atrás ese pasado triste, luctuoso en unos casos, que todos queremos superar. Es un testimonio que nos devuelve la fe, a llenarnos de energía y saber que el propósito y camino es seguir adelante”.

En el trabajo de pintura las mujeres fueron guiadas por Yaneth Yanguas García, también desplazada por el conflicto armado.

“Es un proceso que se planteó desde febrero y en marzo se dio visto bueno. Las involucré en la pintura y la exposición terminó siendo de ellas”. En el proceso la apoyó su esposo Fulbio Astorquiza, quien documentó y participó en la producción intelectual. Ambos docentes fueron desplazados y ahora guiaron el proceso de pintura en el que las mujeres plasmaron su sueño de paz.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.