Incidente entre Rusia y Turquía amenaza la lucha contra el EI

Incidente entre Rusia y Turquía amenaza la lucha contra el EI

Derribo de avión militar ruso por parte de Turquía fue calificado por Moscú como una 'puñalada'.

notitle
24 de noviembre 2015 , 08:13 p.m.

Turquía derribó ayer un avión militar ruso en su frontera con Siria, uno de cuyos pilotos habría muerto presuntamente a manos de rebeldes sirios, aunque hay versiones encontradas al respecto, en un incidente considerado “muy grave” por Moscú. Según Ankara, el aparato violó el espacio aéreo turco. (Lea también: Putín tacha de 'golpe a traición' derribo de avión militar pot Turquía)

Uno de los dos pilotos murió por disparos de los rebeldes cuando llegó a tierra tras eyectarse del avión, y el otro está desaparecido, de acuerdo con fuentes rebeldes y de la oposición siria. Varios videos, no autentificados, muestran el cadáver de un hombre con uniforme, supuestamente el piloto, rodeado de rebeldes.

Rusia admitió el derribo, pero aseguró que el aparato, un cazabombardero de tipo Sukhoi Su-24, volaba dentro del espacio aéreo sirio. Posteriormente, un responsable turco, que pidió el anonimato, afirmó en Ankara que “Turquía dispone de informaciones según las cuales los dos pilotos están vivos e intenta recuperarlos”.

Sin embargo, el estado mayor ruso señaló que uno de los pilotos fue muerto cuando descendía en paracaídas tras eyectarse, lo que confirmaría lo adelantado por los rebeldes. “El punto de caída del avión se encuentra en territorio sirio, a cuatro kilómetros de la frontera (con Turquía). Los (dos) tripulantes se eyectaron”.

Según informaciones preliminares, uno de los hombres “murió al ser tiroteado desde el suelo”, precisó el general Serguei Rudskoi, en declaraciones retransmitidas por la televisión rusa. Rudskoi también señaló que un soldado ruso murió durante una operación de rescate fallida de los dos pilotos, cuando uno de sus dos helicópteros Mi-8 fue blanco de disparos y obligado a descender.

El incidente ocurrió al noroeste del territorio sirio, al norte de Latakia, escenario desde hace varios días de violentos combates entre el ejército fiel el presidente Bashar al Asad, apoyado por la aviación rusa, y los rebeldes.

Las cadenas de televisión turcas mostraron imágenes del avión ruso ardiendo durante el vuelo y luego su caída en las montañas cercanas a la frontera turca, frente a la provincia de Hatay (sur de Turquía).

“Un avión ruso Su-24 fue derribado de acuerdo con las reglas de combate después de haber violado el espacio aéreo turco, pese a las advertencias”, informaron fuentes de la presidencia turca, país miembro de la Otán.
Reacciones

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que habrá “consecuencias serias”. “La pérdida de hoy (ayer) es una puñalada por la espalda asestada por los cómplices de los terroristas” del Estado Islámico (EI), declaró Putin en rueda de prensa en presencia del rey de Jordania, Abdalá II.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, justificó la decisión de derribar al avión por el “deber” de defender las fronteras de Turquía. Después, el presidente Recep Tayyip Erdogan señaló que todos “deben respetar el derecho de Turquía a proteger sus fronteras”. Estas palabras fueron apoyadas desde Washington por el mandatario estadounidense, Barack Obama, para quien Turquía tiene el derecho “como cualquier otro país de defender su territorio y su espacio aéreo”, haciendo un llamado a la contención.

De visita en Washington, el mandatario francés, François Hollande, manifestó su deseo de “evitar cualquier escalada” tras este incidente. “Es un suceso grave, que lamentamos. Debemos coordinarnos”, dijo el Jefe de Estado galo al referirse a una lucha única contra el EI, que ayer también mató a cuatro personas con un carro bomba en un hotel del Sinaí.

“Pediremos a Putin que los ataques deben ser contra el Estado Islámico, contra el terrorismo”, señaló Hollande en referencia a su próxima reunión con el mandatario ruso.

Más ataques

En su reunión de ayer en la Casa Blanca, Obama y Hollande decidieron “intensificar” sus ataques contra el Estado Islámico en Irak y Siria para “retomar territorios clave en ambos países”, además de combatir la financiación de los yihadistas y compartir mejor su información de inteligencia.

Se evitó otra masacre en París

Una nueva masacre habría sido evitada por muy poco algunos días después de los atentados del 13 de noviembre en la capital de Francia. El presunto organizador de los ataques, Abdelhamid Abaaoud, abatido en los operativos de Saint Denis, preveía una nueva acción kamikaze: explotarse en el Arco de La Défense, reveló ayer la justicia francesa. La investigación tuvo ayer más consecuencias en Bélgica, donde un quinto hombre, Mohamed Abrini, fue inculpado de “asesina- tos terroristas” y una orden de arresto interna- cional fue lanzada contra este nuevo sospechoso.

AFP y Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.