El destape de Paola Turbay

El destape de Paola Turbay

Ella tiene la risa más rica de Colombia y pide ayudar a los niños que no pueden reír.

notitle
24 de noviembre 2015 , 08:05 p.m.

Ayer temprano, la madrileña Maricarmen me tiró este vainazo en la peluquería: “Delicioso tu país, pero muy leguleyo; políticos, guerrilleros y jurídicos discuten menudencias, cuando el rollo de la paz nos tiene hasta la coronilla”. Según Lulita Arango, el presidente Santos exige velocidad, pero los ‘farcos’ son lentas tortugas. Allí, Maricarmen protestó contra el periodismo porque solo atiende lo masculino, como el bigote de Serpa, los egos de ‘Timochenko’, los regaños de Petro y los lamentos de Uldarico, el ‘zar’ de los taxis amarillos.

‘El destape de Paola Turbay’, título de esta columna, me gusta, es coquetón, se lo robé a la revista Aló, que hoy trae en portada regia foto de Paola con un body color piel que, por artística, la aplaudiría el mismo procurador Ordóñez. Aleluya: Paola Turbay, en ropas ligerísimas; sale lindísima, coquetona; me recordó a Grace Kelly cuando reinaba en Mónaco; a Catherine Deneuve, a Jane Fonda, a Denise de Riascos y a Olga Clemencia Villegas cuando ellas marcaban 45 años, que son los que cumple Paola este domingo 29 de noviembre. Y sobre regalos, Paola dijo: ayuden a la Fundación Fisulab, que recupera a niños nacidos con labio leporino. Elemental pedido: ella tiene la risa más rica de Colombia y pide ayudar a los niños que no pueden reír.

Se destapó Paola Turbay, contó que ama sus perros, que su hija Sofía estudia periodismo en Nueva York, que regresará a Hollywood en dos años, que está clavada en su proyecto de belleza, sanidad, cosmetología y cremas que desde ayer están en 33 ciudades y 259 supermercados. Paola es totalmente exitosa, ella es una marca que regala buena energía al país. Y se indigna al hablar de la violencia contra las mujeres.

Y contra esa violencia, protesten. El telenoticiero de Caracol denunció que en Colombia han sido asesinadas 627 mujeres este año por su bárbaro parejo. Penosos: entre la indiferencia de ustedes, Antioquia, Cali, Cartagena y Pereira ganan el feo campeonato de violencia contra ellas. Por eso, Alejandra Borrero y su fundación, Casa Ensamble, están gritándole al país, en marchas de protesta, conferencias y 15 obras teatrales, que paren ese infame maltrato. Un lema tienen: a la mujer no se le pega ‘ni con el pétalo de una rosa’. Dulce frase, pero ¡muy lejana en este rudo país!


Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.