Pese a trancones, la gente está feliz con Transcaribe en Cartagena

Pese a trancones, la gente está feliz con Transcaribe en Cartagena

La cultura ciudadana y la tolerancia será fundamental para un cambio en la movilidad de la ciudad.

24 de noviembre 2015 , 05:42 p.m.

El centro de la ciudad se convirtió ayer en un verdadero laboratorio para la movilidad de Cartagena.

La habilitación exclusiva de Transcaribe por la avenida Venezuela, algunos desvíos viales para otros transportadores y los carros particulares causaron caos y trancones en algunos puntos, "pero vale la pena, si a cambio se ven rodar los articulados de Transcaribe, un proyecto que esperó la ciudad por 10 años", dijo Ramiro Valencia, un agente de tránsito.

En cada esquina, entre el mercado de Bazurto y el muelle de la Bodeguita, el problema de la movilidad tiene que ver más con la falta de cultura ciudadana.

De hecho, la avenida Venezuela, que es para uso exclusivo de Transcaribe, es atravesada sin ningún respeto por los transeúntes, no se usan las cebras ni se espera el cambio de luz del semáforo para cruzarla.

Salvo el molesto trayecto a pie, bajo el recio sol, entre el parque Espíritu del Manglar y la India Catalina, los cartageneros se mostraron solidarios con los cambios para que ruede Transcaribe.

“La gente, con paciencia a esperar que Transcaribe ruede para los ciudadanos a partir del próximo 27 de noviembre”, dijo Carlos Coronado, gerente de Transcaribe.

Durante gran parte de la mañana se vivieron fuertes 'tacos' entre el mercado de Bazurto y la rotonda, frente al Castillo de San Felipe.

El otro sector con gran congestión fue el Paseo Bolívar por la vía que de Daniel Lemaitre conduce al centro, en donde también hubo trancones en el Centro Histórico.

Los embotellamientos, que empezaron desde Bazurto, se agudizaron a la altura del Pie de La Popa. Normalmente,  el trayecto en auto desde el Pie de la Popa hasta el Centro se realiza en 10 minutos, pero ayer el recorrido tardaba hasta media hora.

Muchos pasajeros desconocían los nuevos cambios viales y se quejaron de la desinformación que gira en torno al sistema de transporte masivo.

Además, la Calle de la Moneda, la única habilitada para el ingreso de vehículos, presentó dificultades en el flujo vehicular, sobre todo por la presencia de vendedores ambulantes del sector. El ritmo lento de los carros desesperó a más de una persona que prefirió caminar.

“Duré en un trancón de 45 minutos de San Andresito hasta Chambacú a las 9 a. m.”, afirmó Octavio Martínez, quien aseguró que gracias a que tomó un taxi evitó la caminata que cientos de cartageneros emprendieron desde Chambacú hasta el Centro Histórico. No obstante, pese a las incomodidades, Transcaribe le está dando otra cara a Cartagena.

CARTAGENA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.