Saber quiénes somos es necesario para ganar autoestima y seguridad

Saber quiénes somos es necesario para ganar autoestima y seguridad

La psicoterapeuta María Cecilia Betancur da técnicas para lograrlo.

notitle
24 de noviembre 2015 , 04:16 p.m.

Una buena autoestima es fundamental para afrontar la vida con seguridad y amor propio. Cuando se tiene una valoración positiva de sí mismo, el camino parece más fácil y el futuro más sólido.

Sin embargo, no todas las mujeres han desarrollado un alto nivel de esta confianza, ya sea porque desde pequeñas no se cultivó o porque la sociedad poco a poco influye en su desestabilización.

La falta de este amor propio conduce a una constante autocrítica que, además de ser nociva para el estado de ánimo, puede afectar las relaciones interpersonales y el rendimiento en las actividades diarias.

La psicoterapeuta María Cecilia Betancur, especialista en temas de crecimiento personal, es autora del libro Estoy encantado de haberme conocido, que ofrece en su texto una serie de pautas, prácticas y recomendaciones que pueden ser útiles a la hora de enfrentarse a los temores y aumentar la confianza y el cariño a sí mismo.

¿Por qué se da la falta de autoestima?

Las mujeres suelen estar más familiarizadas con las cosas negativas que tienen: rencores, odios, dolores y frustraciones. En cambio, las cosas positivas, como sus virtudes, sueños y metas, se les olvida más fácil y tienden a dejarlas siempre a un lado.

He encontrado que en la mayoría de los casos, los problemas de autoestima están desatados por un concepto de sí mismo que crece deficiente, negativo, con muchas torceduras. Pero esto se da porque muy pocos se toman la molestia de saber quiénes son y valorarse. Esto desata muchos defectos inconscientes y luego es causa de múltiples problemas emocionales.

¿Por qué es importante mantener la seguridad en sí misma?

Las mujeres que tienen un alto nivel de autoestima y un buen concepto de sí mismas no temen enfrentarse a las dificultades y encuentran siempre la solución ante la adversidad. Es propensa siempre a recibir lo mejor de la vida y también buscarlo.

Según su libro, la falta de autoestima se da porque no nos conocemos, ¿cómo explica esto?

La autoestima empieza ahí, yo no puedo querer lo que no conozco. Yo me enamoro de una casa cuando la veo llena de luz y con espacios amplios. Cuando vemos el interior nos enamoramos y apreciamos lo que tiene. Igual pasa con nosotros, al ver nuestras cualidades, valores y enormes capacidades empezamos a querernos.

Se dice que las mujeres son más inseguras que los hombres, ¿qué tan cierto es esto?

Se ha demostrado que las mujeres sí son más inseguras, y esto es porque desde hace siglos se nos ve como seres inferiores. Nos costó mucho decidir por sí mismas y entrar al mundo laboral porque subestimaban nuestro talento.

Hoy, la mujer es mucho más segura que hace 10 años, pero aún quedan secuelas y eso hace que muchas se involucren en relaciones adictivas y desastrosas en las que su vida y su salud se ven afectadas.

¿Es decir que la falta de autoestima afecta las relaciones sentimentales?

Para algunas mujeres, tener pareja sigue siendo crucial; si no la tienen piensan que están fracasando. Cuando nos valoramos empezamos a reconocer que merecemos cosas buenas y eso incluye una persona que nos haga experimentar placer y crecimiento. Si nuestro amor propio es mínimo, en una relación de pareja viviríamos solo para complacer al otro a cualquier precio, eso borra cualquier límite y se empieza a soportar el sufrimiento.

¿A qué se refiere con que se borran los límites?

Cuando dependemos de la aprobación de los demás y tenemos miedo a fracasar, siempre pensamos en complacer al otro sin pensar en uno mismo; ahí es cuando se pierden los límites y eso también evidencia falta de autoestima.

Cuando me valoro y sé que merezco paz y tranquilidad, no una vida agitada, es cuando sé que mi amor tiene límites y me separan de lo dañino y destructivo.

¿Querer agradar a todos también es nocivo?

Todos tenemos dos grandes miedos que están emparentados: el miedo al rechazo y al fracaso. Es una angustia profunda que lleva a la persona a estar en una constante búsqueda de aprobación. Las mujeres quieren seguir los estereotipos, tener tallas pequeñas porque quieren la admiración y el cariño de los demás. Es una búsqueda constante de que los demás me quieran y no me rechacen. Esto se convierte en una obsesión porque es imposible caerles bien a todos, nos pasaríamos la vida tratando de darles gusto a los demás sin conseguirlo.

¿Qué tanto afectan los estereotipos en la construcción de la autoestima?

Los estereotipos son un fenómeno desgraciado. No podemos permitir que el amor propio se base en una talla de cintura, en un color de ojos específico o en tener un cuerpo esbelto. Eso no es el verdadero valor de un ser humano, es solo una fachada decorativa y necesariamente se va con el tiempo. Lo que de verdad importa es trabajar para ser una persona capaz, útil y merecedora de las cosas buenas que trae la vida.

ESTILO DE VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.