Editorial: Timonazo en Argentina

Editorial: Timonazo en Argentina

Por primera vez un candidato que no proviene ni del peronismo ni del radicalismo ganó la presidencia

notitle
24 de noviembre 2015 , 08:16 a.m.

Cambio de tercio en Argentina. Las elecciones presidenciales del pasado domingo mostraron, por una parte, la fortaleza y el vigor de su democracia, y, por otra, estuvieron llenas de hitos, como el hecho de que quedaron atrás 12 años de la era kirchnerista –que incluye los gobiernos de Néstor Kirchner y de su esposa, Cristina Fernández– y el de que es la primera vez que un candidato que no proviene ni del peronismo –si es eso posible– ni del radicalismo se alzó con la victoria.

Mauricio Macri, un empresario de 56 años, que se hizo célebre como presidente del club de fútbol más popular de Argentina, Boca Juniors, y que luego se destacó como alcalde de Buenos Aires, terminó haciéndose con el poder luego de una campaña que se caracterizó por la guerra sucia, por la intervención indebida de la Presidenta y que al final se saldó con un margen menor del esperado, lo que hace pensar que el país pudo salir muy polarizado de esta batalla electoral.

Ante ese panorama, el principal desafío para Macri tiene que ver con el bolsillo de sus compatriotas, en particular por la inflación que se erige como un enemigo agazapado, y volver a incluir al país en la órbita de los mercados internacionales. Es claro que en cuanto a su economía, Argentina está funcionando muy por debajo de su potencial, por lo que la llegada de un empresario puede dar esa visión y ese enfoque necesarios.

Palabras aparte merece la forma como Macri empezó a perfilar lo que será la relación con sus vecinos, en la que privilegiará a Brasil, país al que hará su primera visita, según anunció, y su distanciamiento de Venezuela, al que pretende aplicar la cláusula democrática de Mercosur, por “los abusos en la persecución a los opositores y a la libertad de expresión”. Un giro radical respecto al gobierno de Nicolás Maduro, ya que los Kirchner estaban entre los principales aliados del mandatario chavista, que hoy vive una clara caída de su popularidad y ve la posibilidad de que por primera vez el chavismo pierda unas elecciones legislativas.

En amplios sectores del continente, la llegada de Macri se percibe como un positivo aire renovador. El liderazgo de Buenos Aires se ha hecho extrañar.

editorial@eltiempo.com.co 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.