El hueco que amenaza la casa de los Romero en Suba

El hueco que amenaza la casa de los Romero en Suba

Un 'cráter' sumió el terreno en el barrio Costa Rica y afectó viviendas y la movilidad del sector.

notitle
23 de noviembre 2015 , 08:32 p.m.

La casa de la familia de Ana Elizabeth Romero y su esposo Segundo, construida en 1980 en lo que es hoy el barrio Costa Rica, en la localidad de Suba, hoy está amenazada por un gigantesco hueco que, según denuncian, apareció en el 2008.

El hueco, ubicado en la calle 130B con carrera 93, surgió como un pequeño cráter junto a la vivienda de los Romero e incrementó su dimensión con el transcurrir del tiempo, debido a factores climáticos y por el paso de transporte público y pesado, según afirman los habitantes del barrio Costa Rica.

Los vecinos del sector pusieron un letrero en la esquina que está el hueco, en donde incluyeron el número del IDU.

Los Romero manifiestan que las obras en la malla vial del Distrito sobre la Avenida Suba obligaron al transporte público, particular y pesado a desviar su camino por donde era una zona residencial y de pequeño comercio.

“Nosotros fuimos perjudicados desde que se comenzó a desviar por acá el transporte y todos los buses, pues la avenida Suba es una calle central para el paso de todo el transporte público de la localidad, buses, alimentadores de TransMilenio y hasta transporte pesado”, explicó Ana Elizabeth Romero. “Por el paso de ese transporte comenzó a abrirse un hueco, pero nunca nos imaginamos que fuera a crecer tanto y llegar a dañar la casa”.

“TransMilenio nos dijo que iban a hacer ese desvío por esta vía, mientras arreglaban la avenida Suba, que más o menos era un año. Fue desde ahí que mandaron todo el transporte por este sector y estas calles no estaban adaptadas para que pasara todo el transporte”, añadió Romero.

La casa de Ana Elizabeth es la primera y más afectada por la decisión que en su momento tomó el IDU de adecuar esa zona para el tránsito pesado y así evitar embotellamientos en otros sectores de la localidad.

“Nuestra casa ha sido muy afectada, pues la vibración y el peso de los carros, sobre todo TransMilenio y algunas volquetas, son los que han dañado la casa”, expresó la dueña de la vivienda.

Una de las grietas en el segundo piso de la casa de los Romero.

Y es que el ‘cráter’ -como lo llaman los vecinos- que hay en frente de los Romero ha afectado su casa hasta el punto de producir grietas y fisuras en la mayoría de pisos y paredes. “Nuestra casa no estaba con esas grietas. Ahora no sabemos que irá a pasar, porque ya está totalmente deteriorada, en el piso y en todo lado, y nadie nos ha querido responder”, aseveró Ana Elizabeth Romero.

EL TIEMPO indagó y logró establecer que el contrato para arreglar las vías de la localidad, que al final movió el tráfico por el barrio de los Romero, fue adjudicado a la empresa Pavimentos Colombia por parte del IDU, según se argumentó la calle 130B con carrera 93 fue estipulada como vía de conexión por movilidad después de la implementación de Transmilenio.

Dicho convenio comprende el intercambiador de la calle 80 y la Avenida Ciudad de Cali, rutas auxiliares, alimentadoras, complementarias y especiales de la localidad de suba.

La ingeniera Alba Verbel, ingeniera residente social del IDU dio la explicación del proyecto de ‘Conservación de la infraestructura del SITP- Grupo 3 localidad de Suba’. “Se necesitó tener un especial cuidado en algunas zonas de la localidad. Trabajar en concreto es más difícil que trabajar en pavimento, por eso tiene más relevancia el arreglo de la avenida Suba”, dijo la funcionaria acerca del problema de la malla vial.

“Se tiene un punto CREA que es de atención al ciudadano, en donde hemos recibido muchas quejas acerca del daño de las vías residenciales por parte de los alimentadores de Transmilenio y algunas volquetas que están trabajando en el contrato con nosotros y la alcaldía de Bogotá.

Punto CREA de la localidad de Suba.

Por otra parte, la alcaldesa de Suba, Marisol Perilla ha venido instaurando proyectos que comprenden acciones sostenibles para la recuperación de los espacios públicos de la localidad, pero sobretodo se ha preocupado por tener un manejo en el arreglo de la malla vial.

“Hemos logrado intervenir un área de alrededor de 15.000 metros cuadrados con mezcla de asfalto. Actualmente, tenemos como propósito cubrir unos 20.000 metros cuadrados”, dijo la alcaldesa de la localidad.

Además, agregó que para realizar los proyectos, ha implementado un plan de desarrollo ecológico, en donde con ayuda de la comunidad, se han recogido llantas usadas, con el fin reutilizarlas y poder crear la mezcla asfáltica.

“Realizamos operativos que han permitido recoger 20 mil llantas del espacio público en la localidad, con esta iniciativa también logramos cuidar el medio ambiente”, agregó Perilla.

Luego de indagar acerca del mantenimiento vial de Suba, se le preguntó a la alcaldesa sobre la responsabilidad de la entidad frente a los problemas presentados en las viviendas afectadas por los arreglos en algunos sectores y la ayuda que se presta desde esta entidad.

“Nosotros hemos dictado talleres en los diferentes barrios y en la Alcaldía, para que las personas se instruyan sobre lo que deben hacer y sobre quiénes deben intervenir, porque como alcaldía local hemos ayudado a realizar los arreglos junto con el distrito y el IDU, pero la responsabilidad sobre las viviendas es competencia de otras entidades y no sólo de la Alcaldía local”, explicó Marisol Perilla.

“A las viviendas más afectadas se ha tratado de prestar una ayuda con la realización de unos estudios respectivos para el análisis del terreno y ver qué acciones pueden realizar los propietarios de cada una de ellas”, añadió Perilla.

En la actualidad, con los arreglos hechos por la Alcaldía de Bogotá y el IDU en toda la ciudad, se logró llamar la atención de algunas entidades, como la Secretaría de Movilidad y la misma Alcaldía, las cuáles se hicieron responsables del arreglo de las vías afectadas en la localidad se Suba, pero este hecho se dio 4 años después de que se empezaran a afectar las viviendas.

Ahora, la señora Ana Elizabeth busca ayuda para que le puedan dar una solución a su problema, pues la manera en que ha sido afectada ha requerido de acciones legales, aunque la única respuesta que recibe es que eso no le compete a las instituciones a las que ella se ha dirigido.

“Yo le he puesto derechos de petición al IDU, a Planeación Distrital, a la Alcaldía de Bogotá y a la Secretaría de Movilidad y lo único que me han dicho es que a ellos no les compete el problema de mi casa, es decir, que lo que le paso a mi casa por ese hueco, es solo mi problema”, concluyó la afectada.

MARTHA LUCÍA SEPÚLVEDA APONTE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.